Los próximos pasos de la licitación de energías renovables en Neuquén

Carlos Pereyra, Director Ejecutivo de la Agencia de Inversiones de Neuquén, aportó más información de la subasta pública y opinó sobre los contratos detenidos adjudicados en el Programa RenovAr y el Mercado a Término.


Matías Medinilla

Por

matiasmedinilla@energiaestrategica.com

Días atrás la Agencia de Inversiones de Neuquén (ADI-NQN) hizo pública su subasta para la construcción de un parque solar “Alamito”. En principio la licitación será para 1 MW con todas las especificaciones para ampliarlo a 4 MW. 

Las propuestas para el proyecto que posee un presupuesto oficial de 135 millones de pesos más IVA se recibirán hasta el 5 de abril. 

Carlos Pereyra, Director Ejecutivo de la Agencia de Inversiones de Neuquén, dio más detalles de la licitación: “La idea es ejecutar el parque solar durante este año y terminarlo e inaugurarlo en octubre/noviembre si todo va encaminado. 

“Actualmente tenemos para financiar el primer megavatio, que incluso ya tenemos con un acuerdo con el Poder Judicial de Neuquén para poder venderle la energía a ellos”, comentó. 

Bajo dicho contexto el objetivo está puesto en dotar de energía renovable a distintos entes gubernamentales, a la par de trabajar con diferentes sectores productivos, como por ejemplo los consorcios o bodegas de la provincia. 

Y a partir de ello “desarrollar proyectos para generar y vender energía, y utilizar las redes internas y no tanto las redes del sistema interconectado”. 

En cuanto al precio de la energía, aún no fue definida según explicó Pereyra, debido a que lo harán una vez que tengan el número exacto del costo de la obra y se trabaje el valor para conocer su rentabilidad. 

Sin embargo afirmó que “se tendrán en cuenta los valores que se manejan en las últimas subastas de MATER”. “Al ser una agencia del estado no buscamos altas tasas de rentabilidad, pero sí buscamos que el dinero invertido lo tengamos en un activo que produzca un flujo de fondo que nos permita avanzar en otros proyectos”, agregó. 

ADI-NQN tiene otros emprendimientos en cartera, y uno de ellos en Picún Leufú, según palabras de su Director Ejecutivo, “no tiene capacidad, por lo que no se puede ejecutar”, pese a que haya inversores interesados en llevarlo a cabo. 

Sobre la falta de capacidad, en parte por los contratos detenidos, Pereyra entiende que “el gobierno ya está trabajando en sacar los proyectos que cumplieron un cierto tiempo, no se ejecutaron y así liberar capacidad“. 

“El gobierno nacional es quien deberá decidir si se paga la multa o no, de acuerdo a lo que se cumpla con los contratos que se firmaron. Liberando esa capacidad puede haber proyectos que entren a jugar”, opinó. 

De todas maneras no sabe si con ellos se cumplirá el objetivo dispuesto en la Ley 27.191 de lograr una contribución de, al menos, 20% de fuentes renovables de energía sobre el total del consumo de energía eléctrica nacional para 2025, pero al menos pueden ser inversiones destinadas a las energías verdes.

Y más allá de las medidas sobre emprendimientos en stand by, “las condiciones están dadas, lo único que estaría faltando sería adecuar el sistema de tendido eléctrico”.

Con ello hace referencia a “la falta de capacidad de transporte porque hay transformadores saturados y líneas que han saturado a esos transformadores. “Por ejemplo desde el sur tenemos el inconveniente del embudo que se hace en Bahía Blanca”, concluyó.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *