Muchos hablan de esta temporada como la del despegue de las energías renovables en Argentina. Y es que hasta el propio Gobierno nacional, con la firma del Presidente Mauricio Macri y el Jefe de Gabinete Marcos Peña, decretó a principios de enero a este 2017 como el “año de las energías renovables”.

Uno de los factores que le da veracidad a esta expresión de deseo del Ejecutivo es que en lo que va del año ya se firmaron contratos de 23 de los 59 proyectos adjudicados en la Ronda 1 y 1.5 del Programa RenovAr.

En concreto, los números suponen una gran masa de inversiones, rondante en los 4 mil millones de dólares, alrededor de 20 mil puestos de empleo y movimiento de la industria local, ya que se tratan de 2424,5 MW renovables a instalarse en el país.

Lea también: «Por decreto el Gobierno declaró el 2017 como “año de las energías renovables”»

Ahora bien, esta iniciativa ya viene siendo tendencia en el mundo. La emigración de la energía fósil a las renovables no son nuevas y este cambio ha sido percibido por la firma petrolera Flousa S.A.

En diálogo con energiaestrategica.com, Carlos Filippetti, titular de la empresa que desde 1993 se especializa en el suministro de productos y equipos  relacionados a la construcción y mantenimiento de oleoductos, gasoductos y acueductos, no sólo en Argentina sino en Sudamérica, cuenta que hace dos años comenzaron a incursionar en el rubro de la energía eólica.

“La principal razón es que las energías renovables reemplazarán cada vez más los tipos de generación de energía que actualmente nuestro país está utilizando (térmica fósil)”, revela el empresario.

Los productos que actualmente comercializa la firma son llaves torquimétricas, con ajuste controlado, y data logger para los aprietes de las columnas principales de los aerogeneradores.  Además, ofrecen alineadores de bridas para la misma aplicación (más información-clic aquí).

Lea también: «2017, el año de las energías renovables: Inversiones y empleos, proyecto por proyecto»

En cuanto al balance del mercado del 2016, Filippetti reconoce que fue un año “negativo”; no obstante, considera que en este 2017 habrá un repunte provocado por la construcción de una serie de centrales eólicas.

Cabe destacar que de los 59 proyectos de energías renovables adjudicados, 22 corresponden a parques eólicos y representan 1.473,4 MW de potencia instalada que deberá estar entregando energía a la red entre el año 2018 y el 2019.

“Las expectativas de este año son buenas y entendemos que se podrían mensurar estas a lo largo del año en curso”, remata el titular de Flousa S.A.