El día de ayer, en la ciudad capital de Córdoba, se llevó a cabo la ‘Jornada Intercooperativas de Energías Renovables’, que comenzó pasadas las 2.30 de la tarde y finalizó alrededor de las 8 de la noche.

Ante un auditorio copado, autoridades de la Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad y Otros Servicios (FACE), la Federación de Cooperativas Federadas (FECOFE) y la Federación de Cooperativas Eléctricas y de Obras y Servicios Públicos de la Provincia de Córdoba (FECESCOR), firmaron un convenio de alianza estratégica para comenzar a trabajar en conjunto en el desarrollo de proyectos de energías renovables.

Antes de la rúbrica, y como apertura de la jornada, se desarrolló un panel conformado por Ricardo López, secretario de la Confederación Cooperativa de la República Argentina -COOPERAR-; Luís Castillo, presidente de Fecescor; José Álvarez, presidente de FACE; y Juan Manuel Rossi, presidente de FECOFE.

López, quien abrió el evento, remarcó la adhesión a este acuerdo, ya que COOPERAR nuclea a las tres cooperativas en cuestión, y celebró la rúbrica de este convenio.

“Las energías renovables no son un tema del futuro, sino del presente, y no sólo por necesidad del planeta, sino también por las necesidades de la gente”, apuntó el dirigente, al tiempo que remarcó: “no podemos dejar pasar el tren de las energías renovables”, en alusión al desarrollo que está atravesando la Argentina en esta materia y a la participación marginal que están teniendo las cooperativas.

En ese sentido, el secretario de COOPERAR evocó el gusto amargo que le dejó a las cooperativas el desarrollo de la telefonía celular, que por no aggiornarse a este cambio tecnológico y quedarse con el servicio de telefonía de línea, sucumbieron ante la novedad del dispositivo móvil.

Por su parte, Luís Castillo, quien sucedió a López en el micrófono, remarcó la importancia de buscar “la integración del sector cooperativo”, ampliando la invitación hacia otras cooperativas del país; y subrayó: “más que firmar un acuerdo es ponernos de acuerdo para trabajar de manera conjunta”.

“El propósito es que veamos a las energías alternativas como un negocio, y un negocio de escala en el cual todo el sector cooperativo, buscando caminos de conexión con el sector privado, empecemos a desarrollarnos”, sostuvo el presidente de Fecescor.

Lea también: «Cooperativas eléctricas se fortalecen de cara a la licitación de proyectos renovables»

Y subrayó: «no es necesario que vengan empresas de afuera cuando tenemos la experiencia necesaria, tenemos el capital humano, la materia gris necesaria y la inserción territorial; sería un despropósito que nosotros no encontráramos el camino y tenemos que tener en claro que sólo con la integración podemos lograr los objetivos, que son los desafíos del futuro».

Cabe destacar que este acuerdo de alianza estratégica no sólo se propone crear un equipo técnico que preste servicios de soporte a las cooperativas para el desarrollo de proyectos de energías renovables, ya sea apuntado a las licitaciones del Programa RenovAr o bien el abastecimiento de privados, sino elevar solicitudes en conjunto para que el sector cooperativo sea tenido en cuenta.

Distintos referentes, como Omar Zorzenon, miembro de la Comisión de FACE, y Ricardo Airasca, Presidente de la Comisión de Política Energética de FACE, repararon en la necesidad de que las cooperativas comiencen a tener las facilidades que la Ley de Energías Renovables 27.191 otorga a empresas privadas, como la quita de determinados impuestos que se fijan únicamente a cooperativas.

Otro punto sobre el que se hizo hincapié tiene que ver con que estas entidades puedan presentarse a licitaciones como Sociedad de Propósito Específico de y no como Sociedades Anónimas, tal como está fijado; además de la gestión de líneas de financiamiento nacionales a largo plazo y a tasas razonables.

Continuando con las disertaciones, Álvarez, presidente de FACE, expresó la necesidad de que las cooperativas comiencen a entender el negocio de las energías renovables, y remarcó como un hito la firma de este acuerdo marco ya que “luego de debates y de propuestas, ahora empezamos a encarar hechos concretos; ese es el camino en el que queremos ir”.

Por último, Rossi, presidente de FECOFE, única empresa cooperativa que pudo resultar adjudicataria en el Programa RenovAr tras presentarse como una S.A. con su proyecto de biogás denominado Huinca Bio, de 1,62 MW a operar en la Provincia de Córdoba, caracterizó a este acuerdo como “trascendental» para el cooperativismo nacional.

«Ya hace ya tres años que empezamos a pensar en la energía renovables y como productores demostramos que estamos en condiciones de probar tecnología, de adaptarnos a los cambios y poder hacer una rendimiento productivo del país», señaló Rossi.

Asimismo el joven dirigente remarcó: “estamos convencidos que si no nos integramos como cooperativas, no tenemos destino, y las energías renovables van a ser para un puñado de empresas transnacionales; es por eso que esta jornada marca un inicio».

“Necesitamos una política de estado que acompañe, es por eso que agradecemos la presencia de los funcionarios del Gobierno nacional y los funcionarios provinciales”, reconoció Rossi.

DSC_0212

Luego se dio inicio a la disertación de políticas públicas nacionales y provinciales, en la que participaron Miguel Almada, Director Nacional de Bioenergía del Ministerio de Agroindustria, y Maximiliano Morrore, Director Nacional de Promoción de Energías Renovables Maximiliano Neri, subsecretario de Energías Renovables de la Provincia de Santa Fe, y Claudio Puértolas, director de energías renovables y comunicación del Ministerio de agua ambiente y servicios públicos de la provincia de Córdoba.

Los funcionarios remarcaron las oportunidades de las cooperativas en la participación del negocio de las energías renovables, sobre todo por su presencia a nivel nacional en la prestación de servicios, y expusieron sobre sus planes de desarrollos en materia de políticas públicas para las energías renovables.

A su pasó, tuvo lugar la ponencia titulada Producción de Bioenergía, Oportunidades para el Sector Cooperativo Agroindustrial y Eléctrico de la Argentina. Allí disertó el ingeniero José María Méndez del INTA, quien es coordinador del módulo tecnologías para el desarrollo de bioenergía.

Luego, Francisco Della Vecchia, EPCista del proyecto Huinca Bio, y Ricardo Airasca, Presidente de la Comisión de Política Energética de FACE, dieron precisiones sobre sus experiencias tanto en la adjudicación del proyecto de biogás como de la experiencia de usuarios residenciales conectados a la red eléctrica en la cooperativa de Armstrong, respectivamente.

Allí, Airasca explicó que el proyecto de Ley de Generación Renovable Distribuida que se está debatiendo actualmente en la Cámara de Diputados de la Nación debiera contemplar la colocación de 2 medidores en toda conexión, de modo tal que se detalle la energía consumida y  la generada de cualquier prosumidor para que se pueda llevar a cabo un sistema de ‘Net Billing’ de manera correcta.

El ingeniero formuló que en caso contrario, de no tenerse en cuenta este detalle, las prestadoras de servicio eléctrico comenzarán con dificultades para afrontar sus costos por operación, mantenimiento e inversiones en redes eléctricas ya que se establece un esquema de Net Metering en el momento que la fuente de energía limpia comienza a generar.

Finalmente, tuvo lugar un panel de financiamiento, donde se dejó expuesto el recelo de las entidades bancarias nacionales para dar créditos a este nicho tan novedoso en la Argentina, como es el de las energías renovables.

Uno de los principales problemas tiene que ver con que no se han lanzado créditos a largo plazo con facilidades para el sector pyme y cooperativo.