El nuevo ministro de Energía y Minas de Perú, Carlos Palacios Pérez, se reunió la semana pasada con los gobernadores regionales de Apurímac, Baltazar Lantarón y de Ucayali.

Allí, según indicaron desde el ministerio en redes sociales, Palacios remarcó que “se debe invertir en energías renovables y amigables al medio ambiente y debemos pensar en un futuro con más desarrollo para el beneficio de todos”.

No trascendieron mayores detalles sobre cuál sería el plan de gobierno para fomentar aquellas inversiones. Una de las alternativas sería a través de las dos licitaciones por un total de 2000 MW que anunció el mes pasado el exministro Eduardo González Toro, pero aún la nueva autoridad de la cartera energética se pronunció al respecto. 

Aunque se especula que podría haberse tratado de una confusión y que tal licitación de 2000 MW podría corresponderse con próximas convocatorias que realizarán las distribuidoras locales, todavía queda el interrogante de cómo bajo la presidencia de Pedro Castillo se fomentará la participación de las renovables en gran escala.  

En conversación con Energía Estratégica, el abogado Ricardo Barrios Scogings tras ser consultado acerca de la posibilidad de nuevas licitaciones señaló: 

“Es un gran interrogante qué va a ocurrir. De no convocarse a subastas, no creo que vaya a haber ningún tipo de arreglo bajo la mesa, pero sí va a tener que haber un trabajo de coordinación qué hacer entre entidades públicas y privadas para que puedan confirmarse nuevos proyectos”. 

Y es que, desde la perspectiva del abogado asesor en temas energéticos, “los privados son los que empujan el carro del sector energético peruano. Si no fuera por el empresario que apuesta por el país, no sería nada ni del sector de energías renovables, el minero o el petrolero”. 

“El Estado debería ser quien empuje el carro y meta a las inversiones privadas y/o públicas dentro para que puedan realizarse los proyectos que hagan crecer al país. Pero aún no lo hace”, consideró.

De allí, valoró necesario que el sector privado se acerque a las distintas jurisdicciones a socializar nuevos desarrollos, no sólo para obtener permisos para construcción e interconexión sino también para explorar otros tipos de apoyo. 

“Sí creo que van a tener que hacer un trabajo de concientización bastante fuerte y no únicamente a nivel ministerial, sino también con las direcciones regionales”.