“Berkes es una empresa fundada en 1939 en Uruguay con vocación de expansión a nivel internacional. Su división de energía es la encargada de la internacionalización de la empresa a países de Latinoamérica y Europa”, cuenta a Energía Estratégica Colombia, su Director de Desarrollos de Negocios del área, Gonzalo Vivas.

El especialista detalla que la empresa “viene construyendo una sólida experiencia en el campo de la ingeniería y construcción” con desarrollos en más de 10 países. “En el latinoamericano estamos enfocados en los proyectos EPC llave en mano de energía y el suministro de isla de caldera tanto de generación como industrial. Estamos con proyectos en ejecución en Argentina, Guayana Francesa y Colombia”, precisa.

En una entrevista para este portal, Vivas analiza el mercado colombiano y da su punto de vista sobre la subasta de energías renovables a largo plazo.

Puntualmente en Colombia, ¿qué proyectos de energías ha desarrollado Berkes y cómo se está proyectando?

Berkes está ejecutando un EPC llave en mano de una planta de generación de energía a partir de biomasa forestal para generar 4,5 MW netos. En base a este proyecto la empresa quiere establecerse de forma continuada en país con la ejecución de proyectos de energía como de calderas industriales.

Hemos sido consultados por otros proyectos en el país, hay interés, pero también incertidumbre por el nivel de precios de la energía que se maneja y en especial en las subastas, debido a la competencia directa de las otras fuentes de energía renovables.

¿Cuál es el potencial de Colombia para el desarrollo de nuevas plantas de biomasa? 

El país presenta un interesante potencial de generación a través de biomasa, sea biomasa forestal, bagazo de caña, bagazo de palma, residuos del café o cacao, aunque se necesita la colaboración del Estado para su mayor fomento.

Son varios los combustibles que se podrían utilizar para la generación o cogeneración dentro de los sistemas industriales. También este tipo de proyectos son muy interesantes por poder acogerse a la aplicación de la Ley 1715 donde se determina beneficios fiscales para los generadores con fuentes renovables en las zonas no conectadas del país donde el gobierno aplica el incentivo.

En las Zonas No Interconectadas (ZNI), en las que las soluciones convencionales para la provisión de energía eléctrica se basan primordialmente en el uso de grupos electrógenos diésel, las FNCER como pequeños aprovechamientos hidroeléctricos, sistemas solares fotovoltaicos, pequeños aerogeneradores y modernos aprovechamientos energéticos de la biomasa, representan soluciones costo efectivas que resultan competitivas con esa tecnología convencional dados los altos costos asociados principalmente con el transporte y consumo del diésel.

Dada esta oportunidad de competitividad en costos, las ZNI representan el nicho de oportunidad más directo para el despliegue de estas tecnologías, y una alta prioridad del Gobierno nacional en materia de energías renovables.

Lea también: «Sorpresa en los resultados de la primera consulta que realizó el Gobierno para conocer interés de los empresarios sobre la subasta de energías renovables»

¿La subasta podría ser un canal de desarrollo para centrales de biomasa?

El gobierno colombiano está incentivando a la generación de energía renovable. Actualmente su matriz energética se divide entre hidráulica y generación térmica.

Hasta el momento, las fuentes de energía renovables se han tratado de forma igualitarias sin discriminar el tipo de fuente, pero para un mejor impulso de la energía a partir de biomasa el Gobierno colombiano debería dividir por tipo de fuentes, así esta fuente no compite directamente con fotovoltaica o eólica, energías en auge en el país.

La energía a partir de biomasa se debería tratar como energía de base en el sistema energético, punto que la separaría de las demás fuentes en las subastas, creando un nicho de mercado para este tipo de plantas.

¿Y cómo impacta el hecho de que se fijen bloques horarios intradiarios en la licitación para las bioenergías?

Teniendo en cuenta que las plantas de biomasa son de generación continua, el realizar bloques horarios podría llegar a beneficiarla, ya que generaría en periodos donde las demás fuentes no podrían o su eficiencia es inferior a este tipo de plantas. Dependerá en gran medida a la estrategia elegida por las empresas desarrolladoras de los proyectos, cómo podrán competir en los diferentes bloques propuestos por el Gobierno.

Más allá de la licitación, ¿existe la posibilidad de desarrollar proyectos por otra vía, como contratos bilaterales o autogeneración para empresas o industrias?

Existe la posibilidad de la cogeneración industrial, donde las empresas utilizan parte de vapor en su proceso y el resto en la generación de energía que pueden vender en la red.

Se están tratando proyectos en esta vía, empresas de medio y gran porte que ven un nicho de negocio en la valorización de sus residuos, además de un impacto medioambiental positivo.

Berkes está ofreciendo una solución integral para la isla de caldera cumpliendo con los requerimientos de los clientes.

En líneas generales, ¿qué ventajas podría presentar para Colombia el hecho de desarrollar plantas de biomasa?

Se integraría a la malla energética existente otra fuente de generación base, pero renovable, aumentando aún más la seguridad del sistema antes eventos adversos, además de su generación continuada durante las 24 horas.