En la municipalidad de Vitacura, Chile, la radiación solar anual es alrededor de 1700 kWh/m2 por año, valor 60 por ciento más alto que la ciudad de Friburgo, en Alemania, conocida como Solar City, lo que da una idea del potencial para la instalación de tecnologías como la fotovoltaica para la generación eléctrica.

La iniciativa Vitacura 30/30 que fue presentada en el Encuentro Energético, establece la hoja de ruta de la estrategia energética de la comuna de Vitacura, que buscará que al año 2030, un 30 por ciento de la energía eléctrica y térmica consumida en la comuna, provenga de fuentes limpias y renovables.

“Somos la primera municipalidad en crear la dirección de innovación y sustentabilidad. Del mismo modo, estamos trabajando con un programa sobre el potencial que tienen todos los techos de la comuna, con el objetivo de entregarles a los vecinos el conocimiento para trabajar, comenzando la alianza público privado”, dijo el alcalde de la Municipalidad de Vitacura, Raúl Torrealba.

“Con el potencial solar disponible, se puede abastecer alrededor de 60% de la demanda de electricidad de la comuna”, dijo Roger Walther, director regional Sudamérica de Ernst Basler + Partner. Y agregó que el potencial geotérmico “es un potencial de ERNC interesante para la producción de energía térmica”.

“Chile tiene un serio problema energético, puesto que los precios son altos, existe una importante dependencia de los combustibles fósiles, hay  baja participación de las ERNC, y hay un rechazo por parte de las comunidades locales sobre estos proyectos. Este programa es novedoso, dado que los municipios pueden desempeñar un rol fundamental en la diversificación de la matriz energética del país al promover un mayor uso de las ERNC”, indicó Patricio Meller, presidente de Fundación Chile.