Si los consumidores no pueden pagar la energía, las distribuidoras no tienen recursos en caja para pagarle a la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (CAMMESA) por la generación recibida, lo que termina afectando en última instancia a los generadores.

Desde hace tiempo, las plantas que generan la energía eléctrica venían cobrando con una mora de entre 30 y 40 días, algo que, en el sector ya se tornaba “normal”.

Ahora, la situación tiende a empeorarse, debido a que los consumidores interpretaron, en muchos casos, que la flexibilización establecida por el Gobierno Nacional los habilitaba a no abonar la factura de marzo, cuando en realidad, estuvo pensada para los sectores vulnerables.

La clase media, que tampoco tiene manteca para tirar al techo, se sintió interpelada por la medida, agravando el panorama.

“Destacamos que, en el mes de marzo de 2020, la demanda pagó el 60% de la energía eléctrica comprada”, plantearon desde AGEERA, en una carta destinada a Sergio Lanziani, el Secretario de Energía que viene sufriendo reiteradas operaciones en su contra que buscan alejarlo del cargo.

Esta complicación en la cadena de pagos es alertada por la institución que representa a los generadores de todas las tecnologías. Las energías renovables, sin embargo, gracias a un fondo de garantías que estableció la Ley 27.191, por el momento están percibiendo sus pagos normalmente.

La solución, en estos casos, es que el Tesoro gire a través de subsidios la diferencia que se desata por la falta de recursos.

En la carta a Lanziani, desde AGEERA fueron directo al hueso: “no podemos dejar de manifestarle al Sr. Secretario que esta sumatoria de efectos deja al sector al borde de la ruptura total de la cadena de pagos, dependiendo casi en su totalidad de los aportes que el Tesoro Nacional realice para poder cubrir las diferencias entre lo recaudado por pagos de los Agentes deudores y lo transaccionado a los Agentes acreedores”.

Fundamentan que “es indispensable para que todos los actores del Mercado Eléctrico Mayorista podamos seguir operando y brindando el servicio que la sociedad en su conjunto necesita”.

Siguiendo con el mensaje, AGEERA sostuvo: “Entendemos que es indispensable que el Estado Nacional continúe aportando a CAMMESA, en tiempo y forma, los fondos correspondientes al subsidio a la demanda que se dispuso con la sanción de las tarifas vigentes, más todos aquellos montos que permitan recomponer los plazos de pago”.