¿Qué aspectos se deben tener en cuenta para una el Project Management en un emprendimiento de energías renovables?

En los últimos años la industria de Renovables ha atravesado un continuo proceso de innovación tecnológica en el desarrollo de equipos y sistemas asociados, tendiendo a maximizar la producción y la eficiencia energética, esto ha contribuido en forma determinante a obtener costos de generación más competitivos frente a energías convencionales. Por lo que resulta imprescindible que las Estrategias, Técnicas y Herramientas de Gestión de Proyectos acompañen la innovación y evolución tecnológica, contribuyendo a la Planificación, Ejecución, Control y Cierre. Esto aumentará las probabilidades de alcanzar y/o mejorar los objetivos Económicos-Financieros de la Inversión en términos de Alcance-Tiempos-Costos-Calidad, y a su vez asegurar el desarrollo dentro de entornos de Sostenibilidad apuntalando las áreas de Seguridad e Higiene Industrial, Cuidado Ambiental, Eficiencia Energética e Impacto Social. Otro valor central, es que facilita la formación y el desarrollo de equipos de Dirección de Proyectos en entornos dinámicos, flexibles y colaborativos.

Además, prepara a la organización a través del desarrollo de un Sistema de Gestión Integrado en Dirección de Proyectos basado en un ciclo de 4 etapas centrales:

  1. Aplicación de las Mejores Prácticas: a través de la implementación de las mejores prácticas, se llevará a cabo la estructura de gestión de proyectos con foco en las áreas claves de Alcance, Costos, Plazo y Calidad. Una gestión del conocimiento basada en datos permitirá, aplicando las experiencias/lecciones aprendidas, desarrollar un sistema de información confiable. Los objetivos centrales de esta fase serán: Gestionar el Conocimiento. Disponer de datos confiables. Integrar a los sistemas de la información de la organización.
  2. Estandarización de la Gestión de la organización: Con base en la implementación de las mejores prácticas, se llevará a cabo el desarrollo de estándares de gestión integrados a los sistemas de la información de la organización, dando como resultado la generación de Normas, Manuales, Procedimientos e Instrucciones apoyados en una gestión metodológica fuertemente enriquecida, producto de la gestión y experiencia de la organización. Los objetivos centrales de esta fase serán: Estandarizar el conocimiento. Desarrollar Guías, Normas, Manuales y Procedimientos.
  3. Adaptación a la caracterización del proyecto: Una gestión adaptativa facilitará la integración de las mejores prácticas y los estándares, considerando la singularidad del proyecto, sus objetivos y metas, a las condiciones del contexto, en términos de seguridad e higiene industrial, ambiente, impacto social y eficiencia energética, donde la gestión de requisitos e interesados será clave para el desarrollo de proyectos sostenibles. Los objetivos centrales de esta fase serán: Evaluar el contexto. Entender/Definir/Integrar las Necesidades del cliente. Proporcionar valor al Negocio. Integrar los requisitos multi-especialidad.
  4. Mejora de los procesos y resultados: En la fase de mejora se impactará sobre las prácticas operativas que permitan obtener mejores resultados enfocados a las áreas principales de gestión de Alcance, Costos, Plazo, Calidad, integradas al contexto del proyecto, en términos de Seguridad e Higiene, Ambiente, Impacto Social y Eficiencia Energética, los cuales además serán incorporados a las mejores prácticas y estándares de la organización, generando un ciclo virtuoso de mejora continua. Los objetivos centrales de esta fase serán:Mejorar Procesos y Resultados, Desarrollar Equipos colaborativos, Integrar la experiencia cliente/proyecto.

¿Cómo se puede agregar valor al proyecto desde la dirección?

La aplicación de las mejores prácticas tiene como objetivo central agregar valor a cada una de las etapas del proyecto. Una estructura de gestión organizada, estratégicamente adaptada a la singularidad del proyecto en cuestión, permitirá definir Estrategia y Objetivos claros, desarrollar y controlar las áreas claves como Alcance, Costos, Tiempos y Calidad, y de estar forma cumplir con los objetivos de la Inversión de Capital. Además, contribuir de manera determinante al desarrollo de proyectos sostenibles a través de una Gestión de Requisitos e Interesados que contemplen la Seguridad Industrial, el entorno Ambiental, la Eficiencia Energética y el Impacto Social.

Para cuantificar la oportunidad en la entrega de Valor, basta con revisar estudios estadísticos como el realizado por el Independent Project Analysis (IPA), que indica que en proyectos de Inversión de Capital se generan, en promedio, un Valor Actual Neto [VAN] 22% menor al previsto, según:

Esto significa un rango de oportunidad de mejora del 22% en promedio, que podría ser aportado por la aplicación de Mejores Prácticas en Dirección de Proyectos.

¿Cuáles son los errores más comunes en la dirección de proyectos?

A través de desarrollar e implementar las mejores prácticas del Project Management sumado a Capacitar Recursos Humanos se contribuye de forma decisiva a solucionar los problemas que enfrentan los proyectos, que en forma general podríamos agrupar en:

  • Incumplimiento de los Objetivos de la Inversión debido a una deficiente definición del Alcance, por errores en la gestión de requisitos, en la definición de la estrategia y objetivos.
  • Incumplimiento de las Metas Financieras acordadas (Tasa de Retorno, Plazo de Retorno, Relación Costo-Beneficio).
  • Problemas en el Plazo, por errores en la gestión y elaboración cronograma, en la definición de tareas, camino crítico, hitos y en la falta de base de datos confiables.
  • Problemas en los Costos, por errores en la gestión y elaboración de las estimaciones y presupuesto, ausencia de análisis en base riesgo y falta de base de datos confiables.
  • Problemas en la Calidad, por errores en la gestión y elaboración de un Plan de Calidad y sus planes de inspección correspondientes.
  • Incumplimiento de requisitos legales y/o del cliente por falta de integración al Alcance del proyecto.
  • Proyectos con costos excesivos de O&M por una deficiente definición e implementación en la ingeniería.

 ¿Cómo evalúa el futuro de las renovables en el actual contexto político-económico?

A pesar del contexto económico de incertidumbre, seguimos viendo una gran oportunidad en el desarrollo de las Renovables en Argentina, y somos optimistas dado que entendemos que el contexto político seguirá siendo favorable a la promoción de Energías Limpias asegurando una continuidad en el tiempo y avanzando hacia una política de Estado en materia de Renovables. En ese sentido la economía deberá construir confianza para estabilizar los mercados y permitir el acceso a un financiamiento a tasas competitivas.