Durante el pasado mes de marzo, comenzó a propagarse en toda Latinoamérica el Coronavirus COVID-19. Los países adoptaron diferentes políticas frente al virus, pero más allá de cada una de las estrategias la industria eólica (al igual que la mayoría de las actividades) se vio afectada.

Para analizar en detalle los alcances del impacto, a finales del mes de abril, el Consejo Mundial de Energía Eólica (GWEC, por sus siglas en inglés), en colaboración con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), llevó a cabo un encuentro virtual reuniendo a importantes actores de la industria eólica de América Latina.

Participaron Elbia Gannoum, CEO de ABEEolica (Brasil); Julio Valle, Director adjunto de AMDEE (México); Carlos Finat, Director Ejecutivo de ACERA (Chile); y German Corredor, Director Ejecutivo de SER Colombia (Colombia).

Durante el encuentro virtual, los dirigentes expusieron los principales desafíos que generó la llegada del virus COVID-19 en cada una de las plazas.

Antes de la disertación de los especialistas, Ramón Fiestas, presidente de GWEC para Latinoamérica, hizo una introducción desde una perspectiva global, y Juan Paredes, Especialista Senior de Energía Renovable de la División de Energía del BID, disertó sobre el impacto del COVID-19 en la transición energética de la región.

El futuro de la industria, promisorio

El pasado 24 de junio, nuevamente GWEC junto al BID organizaron un nuevo encuentro virtual, esta vez analizando “el día después” de la pandemia, es decir, la fase de recuperación de la industria eólica tras la mitigación del Coronavirus COVID-19.

En este webinar se puntualizó sobre cómo las energías renovables pueden contribuir a la recuperación económica y el rol que podría tomar según los paquetes de estímulos que adopten los distintos Gobierno. La charla no se redujo a Latinoamérica sino que se dio una mirada global.

El primer panel estuvo a cargo de Ryan Hanna, científico investigador de la Universidad de California, Estados Unidos, quien se enfocó sobre la necesidad de incluir iniciativas sostenibles en los programas de recuperación.

Gonzalo Sáens de Miera, vicepresidente del Grupo Español de Crecimiento Verde y director de Cambio Climático de Iberdrola, estuvo a cargo del segundo panel. El experto dio precisiones sobre las acciones recientes tomadas en Europa como respuesta a la crisis, entre ellas el plan de estímulo “Green Deal”, y el futuro promisorio que podrían tener la energía eólica.

Finalmente, Anders Holst Nymark, jefe de asuntos Públicos Globales de Ørsted, enfatizó acerca de la transformación energética a nivel corporativo y los beneficios económicos que pueden generar iniciativas como estas en la sociedad.

Previo a la palabra de los panelistas, el presidente de GWEC para Latinoamérica, Ramón Fiestas, explicó que el webinar tuvo como eje la recuperación económica a las energías renovables por “tres ideas principales”.

“Primero nos mueve el interés de alertar sobre el riesgo de que la recuperación económica pueda no ser sostenible, duradera y justa, o inclusiva”, advirtió.

Explicó que “puede haber riesgos de que los planes de estímulos en la región que no atiendan convenientemente los compromisos de sostenibilidad ambiental, cuando entendemos que no hay recuperación posible sin ningún cambio del modelo energético que asegure la neutralidad en carbono de las economías”.

Como segundo punto, Fiestas enfatizó sobre las energías renovables como “la base para la descarbonización del sector energético”. El dirigente resaltó que las energías limpias “ya pueden reemplazar perfectamente a la generación con combustibles fósiles a mejores precios y asegurar una mayor electrificación de las economías para generaciones futuras”.

En tercer lugar, el referente de GWEC puntualizó en el desarrollo de la cadena de valor de la industria eólica en Latinoamérica, que “va a asegurar que se pueda desarrollar un ciclo de crecimiento económico que está fundamentalmente asociado a las inversiones, que son de capital intensivo”, lo cual no sólo dinamizará las economías sino generarán empleo.

GWEC, junto con las empresas y asociaciones de energía eólica que representan el 98% de la energía eólica instalada en tierra y en mar en todo el mundo, publicó una declaración en la que se destaca la forma en que la energía eólica puede desempeñar un papel importante en la recuperación ecológica mundial y se esbozan las medidas que los gobiernos pueden adoptar actualmente para aprovechar los beneficios económicos de la industria de la energía eólica.

La declaración completa puede descargarse en nueve idiomas diferentes aquí. (Descargar)