¿En qué estado se encuentra su primera convocatoria a concursos eléctricos entre privados?
Estamos a dos hitos de llegar a las ofertas económicas.
Hay que recordar que entramos en stand-by cuando estaba por suceder la publicación final de las ofertas de compra. Al retomar actividad, seguiremos con la recepción de garantías y, posteriormente, recién tendremos las ofertas económicas.

¿Porqué sufrió este aplazamiento el calendario?
En su momento, el calendario se suspendió a petición de los participantes de manera temporal, hasta que hubiera más claridad con respecto al momento de la reanudación en tiempo y forma de las actividades de las autoridades en México –como la Secretaría de Energía (SENER), el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) – involucradas en trámites del sector eléctrico que fueron aplazando como consecuencia de la emergencia sanitaria.

¿Dónde encuentran barreras los proyectos?
Son muchas cosas. Entre ellas, está suspendida la obligación que tiene la autoridad para responder en determinado tiempo a trámites que le ingresen. Entonces, si un trámite tiene habitualmente 6 meses para ejecutarse, ahora, con los plazos límite suspendidos pueden pasar más de 6 meses sin que las empresas reciban respuestas, evitando que la autoridad caiga en incumplimientos.

¿Cuándo definirán un nuevo calendario?
Una vez que se tenga más certeza sobre los plazos, tocará modificar el calendario. Probablemente, haremos una encuesta a los participantes que ya habían calificado desde la parte técnica para empezar a definir nuevas fechas y reanudar el concurso cuando pase la pandemia y levante la suspensión de plazos la autoridad.

Más allá de su concurso eléctrico, ¿cree que podrían retomarse la subastas a largo plazo convocadas por el CENACE?
Si hubiese interés de reactivar la subastas y la preocupación principal del gobierno fuera sólo que CFE no sea dueña de la nueva generación, existen alternativas para retomarlas. Pero hace falta esa voluntad.

En otra oportunidad, dijo que se podría «modificar el diseño de la subasta para que al final del contrato la planta pase a los libros de CFE”…
Ese fue un comentario con respecto a las subastas del CENACE.
La reflexión es que me parece lógico que una nueva administración quisiera hacer ciertas modificaciones a un proceso de subasta previo. Pero si lo que no le gusta es que CFE pierda posición de mercado en generación , el punto es que hay maneras de poder modificar los contratos de una futura subastas y lo podrían hacer. Un ejemplo de esto es que al término del plazo del contrato la planta pase a ser propiedad de la CFE, esto es algo que no está previsto en los contratos de subastas del CENACE, pero podría ser planteado.

¿Esa modificación impactaría en el precio de la subasta?
Tendría una implicación tanto en el tipo de empresas que participan como en los precios que se ofertarían, porque la mecánica del project finance es completamente distinta si es un contrato de quince años donde sólo vendes la energía y luego comercializas por tu cuenta, versus un contrato de N años donde al final tú pasas y la entregas el activo a la utility. Estás esquemas existen en otros países, se han hecho muchas veces.

Su convocatoria guarda algunas similitudes con las subastas del CENACE, ¿pudieron captar a algunos de los proyectos que se habían presentado a la 4ta subasta?
No lo sé con certeza, porque esa subasta se suspendió antes de terminar y los proyectos calificados no se hicieron públicos en ese momento.

Pero, sí puedo decir que muchos de los proyectos que calificaron al concurso eléctrico son proyectos que estaban relativamente avanzados en términos de conexiones y permisos, lo que hizo que reduzcan las garantías que tendrían que poner en la convocatoria de Bravos. Con lo cual, me imagino que alguno de esos proyectos podrían haber analizado participar de la cuarta subasta del CENACE.

Bravos Energía asegura continuidad del primer Concurso Eléctrico Mexicano donde participan proyectos de energía renovable