El 10 de diciembre habrá nuevas caras en la industria energética, gane quien gane en la segunda vuelta. En la Compañía Administradora del Mercado Mayorista (CAMMESA) ya es sabido que, así y todo sea elegido el candidato del oficialismo, Daniel Scioli, el directorio y gerentes de alto rango, tendrán que dejar sus puestos.

¿Los motivos? Pertenecen a la organización La Cámpora. Y aunque públicamente no lo expresan, los militantes de Cristina Kirchner están en una franca interna con el actual Gobernador bonaerense por el control del poder. Figuran en la mira Esteban Kiper, Vicepresidente de Cammesa, y el Gerente General, Juan Manuel Abud.

De ser Mauricio Macri electo en noviembre, el postulante de Cambiemos, no hay dudas al respecto: anunciaría nuevos nombres, conocidos de la Fundación Pensar, ex Secretarios de Energía de la Unión Cívica Radical y cuadros técnicos del Instituto Argentino de Energía (IAE) “General Mosconi”.

Con el desafío de gobernar Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires, el PRO necesitará el aporte de las fuerzas políticas que lo acompañan para ocupar todas las bancas. No tiene gente para tales desafíos, pero tampoco es una cuestión que le quite el sueño a Mauricio Macri. Incluso, esa falta de recursos humanos permitirá devolver favores al resto de los partidos que forman parte del frente.

Juan José Aranguren, ex presidente de Shell en Argentina y futuro Ministro de Energía ante un eventual Gobierno de Macri, anticipó que impulsaría una Ley General de la Energía. “La energía la tenemos que manejar en su conjunto. Y para poder desarrollar en forma armónica la matriz energética tiene que ser considerada de esa manera”, sostuvo a energiaestratégica.com.

Sería presentada al Congreso, pero dada la minoría que tendría el PRO, recién en 2018 quizás conseguiría quorum propio para lograr su sanción.

Aranguren está a favor de la nueva ley de energías renovables 27.191 y se mostró predispuesto a revisar su articulado durante el proceso de reglamentación. Incluso mantuvo reuniones con asociaciones del rubro preocupadas en el tema, vinculadas a las distintas tecnologías renovables. Con algunas de ellas, hizo el primer contacto durante la presentación de “Escenarios Energéticos”.

¿Llegará el Gobierno a resolver el Decreto Reglamentario antes de diciembre? Si bien Paulo Farina, subsecretario de Energía Eléctrica trabaja en esta dirección, acompañado de Sebastián Kind, asesor del senador Marcelo Guinle, en el sector dudan que pueda terminarse en tan poco tiempo.

Gerardo Rabinovich, directivo del IAE, opinó al respecto: “no veo ningún beneficio en sacar una reglamentación de la complejidad que tiene esa ley tan rápidamente”.

Otras fuentes plantearon que de esa manera el Gobierno potenciaría un conflicto con la Unión Industrial Argentina (UIA) en un contexto que necesita apoyo para resultar triunfante en el balotaje. Y desde el punto de vista técnico, señalaron que es un trabajo minucioso que “obliga a considerar la Resolución  1281/2006”, por lo que necesitará tiempo para su análisis.

En Enarsa también todo es incertidumbre. En los últimos dos años, referentes e históricos de la industria fueron corridos de sus lugares, por alfiles del Ministro de Economía, Axel Kicillof. Tal es el caso de Juan José Carbajales, Gerente General, abogado y Licenciado en Ciencia Política. En la empresa aseguran que tiene los días contados, así como el resto del Directorio.

Daniel Scioli todavía no difundió quién sería su referente en materia energética. Se le cayó el proyecto de Jorge Sapag, el Gobernador de Neuquén, y reflotó Franco La Porta luego de perder la elección a intendente de San Miguel. Es quién dirige los hilos del Instituto de Energía (IDE) en la Provincia de Buenos Aires.