Longi Solar ha entregado al día de hoy más de 2.5 GW de esta tecnología para proyectos solares en todo el mundo y espera alcanzar los 4GW a fines de este año. En México ya alcanzan los 220 MW solares en módulos bifaciales de media celda.

Su celda 166 mm hace que los módulos de la nueva familia Hi-MO 4 sean más grandes que otros productos. Desde la compañía informan que el módulo estándar de 72 celdas alcanzan los 2.24 m2 (2131mm x 1052mm) y pesan 29.5 kg.

Varios fabricantes ya optan por estos tamaños para entregar potencias mayores. En el caso de Longi solar, la cara frontal de sus Hi-MO 4 pueden llegar a 450 W de potencia y su cara trasera a un radio de bifacialidad de 75%.

La dimensión y el peso se vuelven críticos a la hora de seleccionar un sistema de montaje con seguidor. Al día de hoy, Longi colabora con importantes fabricantes de seguidores para lograr compatibilidades y garantizar su correcto montaje.    

Adicionalmente, esta tecnología incorpora módulos con marco de aluminio para ayudar a los EPC en el montaje y, a diferencia de otros modelos en el mercado, el diseño de Longi evita sombreados en la parte trasera, asegurando su rendimiento máximo a ambos lados.

Entre sus principales ventajas, se destaca el poder mitigar puntos calientes, reduciendo la temperatura de 10 a 20 grados centígrados. Según explicó Ivan Reyes, referente de la compañía en Latinoamérica durante un webinar organizado por Ata Insights, al aumentar la potencia de los módulos, con la media celda la corriente que se incrementaría se corta a la mitad y los módulos trabajan a menor corriente por celda y con coeficientes de temperatura disminuidos.

Adicionalmente, precisó que con esta tecnología se mantiene el mismo voltaje de corriente abierta (VOC), por lo que no hay cambios de módulos en serie sin tener problemas. En el caso de Latinoamérica se podrán mantener unos 28 módulos en serie, dependiendo el proyecto.

Que estos módulos estén disponibles en tecnología bifacial permite no sólo tener módulos de alta potencia, sino también que, al tener un doble vidrio se optimice la vida útil del módulo, pudiendo ser resistentes a diversos ambientes y que estos tengan la menor degradación posible.

“Nuestros módulos bifocales cuentan con 30 años de garantía por el 84.95 %. Por lo que realmente aseguramos que la degradación es muy baja”, dijo Ivan Reyes, nuevo Key Account Manager para proyectos Utilities en Latinoamérica de Longi Solar. 

Longi Solar comprobó ganancias del 9% al 20%, dependiendo las características de cada parque donde se instalaron estos módulos bifaciales –frente otros mono perc–. Algunos de proyectos piloto se encuentran en Ding’han (China), Thuwal (Arabia Saudita), Chennai (India) y experiencias más cercanas en California y Nevada (Estados Unidos de América). 

“Nosotros garantizamos la potencia y mínima degradación de los módulos (…) pero obviamente es importante que el cliente también considere el albedo, la altura de los modulos, el espacio entre las filas de los módulos. Por lo que al final, las ganancias se van a ver reflejadas en el diseño de la planta”, indicó Ivan Reyes.

Respecto a los ahorros, se calcula que optando por esta tecnología se podrá tener un menor número de hincas y seguidores o estructuras que un modelo estándar, lo que lleva a tener menos mano de obra en la instalación, por un lado, y maximizar la producción en un mismo terreno, por otro lado. Esto también se traduce en menos cables, cajas combinadas, protecciones, entre otros.

LONGi apuesta al crecimiento de la demanda solar en México: prevé lanzar productos con potencias superiores e incrementar ventas