El llamado “Paquete de Katowice para el clima” incluye directrices para brindar un marco de transparencia en el cumplimiento de los compromisos tomados a través del Acuerdo de París. Con el apoyo de la secretaría de las Naciones Unidas para el cambio climático, la intención es que a partir de este se promueva la cooperación internacional y se estimule una mayor ambición en la acción climática.

«La aprobación del programa de trabajo del Acuerdo de París en la COP24 en Katowice es la base para un nuevo camino hacia la acción climática», introdujo António Guterres secretario general de las Naciones Unidas.

Puntualmente se establece la manera en la cual cada uno de los países que suscribieron deberán informarán sobre sus acciones climáticas en torno a las contribuciones nacionales determinadas (NDC, según sus siglas en inglés). Esto incluye tanto a las medidas de mitigación y adaptación, como detalles sobre el apoyo financiero a la acción climática.

“Las directrices contenidas en el Paquete de Katowice para el clima son la base para aplicar el acuerdo a partir de 2020”, indicó Michal Kurtyka, presidente de la COP24.

Entre los asuntos tratados relacionados con el Acuerdo de París, el país anfitrión compartió un documento (disponible online en inglés) que numera por artículos cada información que deben proporcionar las Partes, las modalidades para la contabilidad de los recursos financieros provistos y movilizados a través de intervenciones públicas, materiales relacionados con el Fondo de Adaptación, entre otros.

Respecto a financiamiento, los asistentes que hablaron en representación de países desarrollados rectificaron la promesa de movilizar $100000 millones de dólares anuales hasta 2020 para financiar medidas frente al cambio climático en países en desarrollo. En esa línea se trabajarían medidas para fortalecer la capacidad de muchos países para acceder a financiamiento de proyectos verdes.

El siguiente balance deberá realizarse a finales de 2019 y durante la COP25. El turno para acoger esta próxima conferencia es del Grupo de Países de América Latina y el Caribe (GRULAC, por sus siglas en inglés). A pesar de que Brasil habría presentado su candidatura a principios de año y esta había sido aceptada, en los primeros días de diciembre Brasil retiró su oferta y esto abrió la posibilidad a la candidatura de un nuevo anfitrión.

Para evitar que la próxima cumbre de las Conferencias de las Partes se lleve a cabo en la secretaría de la CMNUCC (Bonn, Alemania), Chile presentó su candidatura y tras dos semanas de negociaciones confirmó su selección como sede de la cumbre del foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés) en noviembre de 2019, en colaboración con Costa Rica, y sede de la COP25 en enero de 2020.