Según confirmaron desde el Ministerio de Energía y Minería de la Nación a este matutino virtual, el lanzamiento de los pliegos de la primera licitación sería el lunes 16 de mayo. Involucraría entre 800 y 1000 MW dentro de un mix conformado por distintas tecnologías: eólica, solar, biomasa y mini-hidroeléctrica.

Esta noticia genera expectativas positivas en el sector, sin embargo no hay precisiones sobre la cantidad de MW que se le asignarán a cada tecnología. Se estima que buena parte de la oferta estará enfocada al desarrollo de proyectos eólicos, lo cual genera inestabilidad en vínculos entre desarrolladores de otras tecnologías e inversores interesados en el montaje de grandes plantas, ya sea solar, biomásica o mini-hidro.

No obstante a ciertas vacilaciones, Marcelo Álvarez, presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), en entrevista audiovisual para energiaestrategica.com, afirma: “Todos estamos esperando que sea el momento de arranque de las renovables en Argentina” a partir de la aplicación de la Ley 27.191.

Cotejando con diferentes esfuerzos a través de leyes y medidas que tomaron anteriores gobiernos para impulsar las energías alternativas en el país, todas sin el éxito deseado, señala que esta gestión podría alcanzar mejores resultados. Analiza: “La decisión política del ejecutivo parece estar; la formación técnica de los cuadros que están en la Secretaría de Energía (Eléctrica), están; el precio, que es más bajo el de las renovables que importar combustibles fósiles, está; la única pata que falta es el financiamiento; y sobre el financiamiento el Gobierno está tratando de conseguir condiciones que garanticen los contratos de tal manera que permitan que bajen la tasa de interés y así las tarifas”.

Aunque Álvarez advierte: “Pareciera indicar que esta vez sí, pero el riesgo que tenemos es que sea una nueva oportunidad frustrada si no se implementa bien”.

Señala que su éxito “no depende de esquemas voluntaristas” sino que “hay una serie de detalles que deciden o no la inversión por parte de los actores del mercado energético renovable que todavía falta aterrizar”.

Hace hincapié en que desde la CADER se ponen a disposición para “ayudar al Gobierno de que el marcado de la cancha sea el mejor posible para optimizar la participación, tanto de empresas extranjeras como locales”, desliza el titular de la entidad.

Hacer foco en la energía de Generación Distribuida

Por otra parte, Marcelo Álvarez hace hincapié en la necesidad de que Argentina empiece a evaluar con consenso y de manera práctica la posibilidad de que a partir de beneficios explícitos los usuarios particulares opten por inyectar energía limpia a la red a partir de fuentes renovables.

Una de las ventajas que tienen las renovables es la de descentralización y el poder generar cerca del consumo, bajando las pérdidas por transporte y distribución y haciendo que el usuario tome conciencia de la gestión de la energía y racionalice su propia demanda siendo consumidor y generador al mismo tiempo”, destaca el experto.

Para ello, cuenta que están trabajando en un proyecto de Ley de Generación Distribuida, nutriéndose de viejos proyectos presentados por legisladores de distintos signos políticos y definiendo una línea viable para su aplicación práctica.