A fines de agosto pasado, la Asociación Argentina de Vehículos Eléctricos y Alternativos (AAVEA) elaboró y presentó al Presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, un Proyecto de Ley –Exp. 0085-P-17- (Descargar) para impulsar el uso de rodados amigables con el medioambiente.

La propuesta, denominada “Régimen de Fomento para el Desarrollo y Utilización de Vehículos Eléctricos y Sistema de Movilidad Sostenible”, avanzó y actualmente se encuentra en la Comisión de Industria, precedida por José De Mendiguren (UNA), hombre fuerte de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Si bien significa un paso importante, desde AAVEA no creen que en este 2017 tenga demasiados avances el proyecto por tratarse de un “año político”, donde, en general, las elecciones de medio término entorpecen ciertas discusiones en el Congreso.

Además, la entidad espera el apoyo de legisladores de distintos signos políticos, hecho que si bien aún no se está dando explícitamente hay versiones que indican una pronta adhesión al proyecto de Ley.

Lea también: «La ley que “diseñaron” empresarios para impulsar vehículos eléctricos en Argentina»

Juan Pablo Zagorodny, vicepresidente de AAVEA, advierte en diálogo con Energía Estratégica que el mundo está optando por el uso de vehículos eléctricos por más de una razón (como pueden ser cuestiones medioambientales y hasta de competitividad frente a los de combustión interna), y que si Argentina no apuesta por un “desarrollo armónico” el escenario resultará “caótico”.

“Sí o sí se va a tener que empezar a pensar en una Ley”, plantea el empresario. Recuerda que el Gobierno nacional, a través de la Resolución 536/17 (sumado el Decreto 331), genera facilidades para que las automotrices ingresen al país un cupo de 6.000 vehículos eléctricos por año, sean terminados, semi armados o autopartes.

Según Zagorodny será fundamental una Ley que regule la circulación de estos rodados que comenzarán a ser comercializados en el corto o mediano plazo.

Otra Ley renovable que complementa

Para el vicepresidente de AAVEA el avance de la Ley de Generación Renovable Distribuida, que ya fue aprobada por la Cámara de Diputados y hoy se está tratando en el Senado, es un complemento a la utilización de vehículos eléctricos: un cambio de paradigma.

El especialista indica que así como las personas podrán generar su propia energía (renovable), podrá también producir su propio ‘combustible’. “Es necesario que un usuario tome conciencia de que podrá cargar su vehículo en su casa”, subraya.

Lea también: «Con observaciones, el Senado apoyó proyecto de generación distribuida: convocan al Ejecutivo»

“Hoy en día hasta se comercializan sistemas de baterías para el hogar que permiten contar con energía reservada para cuando llega el usuario y necesita cargar su auto eléctrico a la noche, luego de que el sistema solar generó y recargó energía durante el día”, resume acerca del complemento.

Existen estadísticas que indican que en los próximos 20 años el parque automotor mundial estará dominado por vehículos eléctricos. Un caso cercano y significativo es el de Brasil, que a través del proyecto de ley 304/2017 presentado por el senador Ciro Nogueira se propone prohibir la venta y la circulación de los autos motorizados por combustión fósil al 2040.