La actual gestión dejaría el Gobierno con una nueva ley de energías renovables. El proyecto presentado por el senador por Chubut, Marcelo Guinle, perteneciente al oficialismo, obtuvo media sanción en la cámara alta, y el visto bueno de las comisiones de Energía y Combustibles, y Presupuesto y Hacienda en Diputados, prácticamente sin objeciones por el resto de las fuerzas políticas.

Entrando a julio, aún no hay novedades concretas sobre su discusión definitiva en la cámara baja, pero allegados a la iniciativa aseguran a energiaestratégica.com que “se está trabajando” para incluirla en las próximas audiencias legislativas.

¿Por qué se demora? Tiene que ver con que este año hay elecciones provinciales y nacionales, lo que afecta el normal funcionamiento del congreso. Los funcionarios están de campaña, muchos en sus distritos, alejados de Capital Federal, y por eso cuesta avanzar en las órdenes del día.

Además, las propuestas que adquieren prioridad en el actual contexto político son las que presenta el Poder Ejecutivo, en su gran mayoría relacionadas a modificaciones de la justicia. El proyecto de Guinle, si bien fue aprobado por el Ministerio de Economía, no pertenece directamente al Ejecutivo. Cabe aclarar que Aníbal Fernández, el Jefe de Gabinete, ve con buenos ojos la sanción de la ley.

A priori, todo indica que no habría reparos por parte de la oposición, tal como quedó demostrado en las instancias en las que ya fue debatido. ¿Quién puede oponerse a incrementar la participación de las fuentes renovables en la matriz? Salvo algunas voces de izquierda, que no están de acuerdo en favorecer importaciones de equipos e insumos, el resto levantaría la mano a favor.

En Senadores, sólo el bloque de UNEN, a través de Fernando “Pino” Solanas se mostró en desacuerdo con el texto que elaboró Guinle. El resto de los partidos, apoyó la modificación de la 26.190.

Sobre la reglamentación

Mientras más se demore la sanción de la ley menos chances hay de que se pueda reglamentar el proyecto durante 2015. En la industria no descartan que se resuelva este año, pero en base a experiencias anteriores, da para pensar que el proceso podría extenderse. Algunos sectores ya piensan en recomendar algunos cambios para garantizar la diversificación de la matriz. Así como está, entienden que sólo la eólica será beneficiada en el corto plazo.