Para ilustrar la expansión de los últimos tiempos, el Leopoldo Rodríguez Olivé, titular de AMDEE, introdujo que en 2019 se incorporaron 1,148 MW, lo que permitió alcanzar 6,160 MW de capacidad instalada.

Respecto a las últimas medidas sobre confiabilidad y el protagonismo que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador quiere dar a la CFE, en detrimento de las renovables, Rodríguez Olivé, expresó: “hoy no tenemos la seguridad jurídica para detonar todo el potencial tendríamos y que sería más grande”.

En puntual, explicó que las medidas afectan a «empresas que son exportadoras de productos con valor internacional y grandes consumidoras de energía, como las acereras o mineras, y que manejan grandes tensiones, un aumento de hasta 25% va a golpear severamente sus finanzas, porque no controlan sus ingresos y se manejaban con una certidumbre en uno de sus costos más importantes, que ahora puede sacarlas del mercado o elevar seriamente el precio de los productos finales, que todos terminaremos pagando.

¿Se podrán construir los emprendimientos eólicos adjudicados? Sobre este tema, el presidente de AMDEE advirtió que “hay muchos que no se van a poder hacer, mientras no haya condiciones o no se definan, no es claro si se podrán a o no” realizar.

“En la medida en la que se reconozca a la energía eólica y a los beneficios que trae consigo, tanto en generación de empleo como en desarrollo económico, podremos colaborar con la diversificación de las energías en México», planteó Rodríguez Olivé.

Y concluyó que «además de generar más de 13 mil empleos en el país, de los cuales 66% corresponden a manufacturas de componentes, está comprobado, con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, que los proyectos eólicos contribuyen al crecimiento de las unidades económicas”.