Referentes de distintos partidos políticos se proclamaron en contra de la decisión del Poder Ejecutivo de transferir ciertos emprendimientos energéticos y grandes sociedades en los que el Estado Nacional tiene participación, al sector privado. En especial, expresaron su rechazo a la venta de las acciones de la Compañía de Transporte de Energía Eléctrica en Alta Tensión: Transener S.A.

Las disposiciones del ejecutivo nacional y en el Ministerio de Energía que fueron anunciadas, en los últimos meses del año pasado, a través de Decreto 882/2017 y a la Disposición 527-E/2017 publicados en el Boletín Oficial, ya recibieron críticas y expresiones de resistencia de distinta índole.

El mes pasado, previo a la apertura de las Sesiones del Congreso, se presentaron proyectos que puntualmente rechazan la privatización de Transener. Un “Proyecto de Declaración” que fue presentado por la Diputada Nilda Garré (FPV) manifiesta la preocupación que tiene la firmante y distintos dirigentes de partidos políticos frente a aquella decisión por Decreto, omitiendo toda intervención del Congreso e informa que el radicalismo denuncia interés ocultos en la maniobra “(En el radicalismo) Le apuntan al subsecretario de Coordinación Administrativa del Ministerio, Marcelo Blanco, quien hasta 2015 fue ejecutivo de Pampa Energía, una de las empresas interesadas en quedarse con la porción de Transener que posee el Estado nacional”.

Además, un “Proyecto de Comunicación” presentado por la Senadora por Rio Negro Magdalena Odarda (RIO) solicita informes sobre cuáles son los fundamentos técnicos, económicos y jurídicos para iniciar el proceso de privatización de Transener y declara la importancia de la empresa como público. “Transener es operadora de la red nacional de transporte de energía eléctrica en extra alta tensión, integrada por casi 8.800 kilómetros de líneas de transmisión, a los que deben adicionarse los aproximadamente 5.500 kilómetros de líneas que componen la red de su controlada, la Empresa de Transporte de Energía Eléctrica por Distribución Troncal de la Provincia de Buenos Aires Sociedad Anónima Transba S.A.”.

Lea también: «Por carta, Aranguren dio explicaciones a la UCR sobre salida del Estado en Transener»

Bajo los número de expedientes: 6809-D-2017 y 4924/17 respectivamente, ambos proyectos fueron entregados a la Comisión de Energía y Combustibles correspondiente en cada Cámara. Y deberán ser evaluados con urgencia ante posibles avances en la venta, cesión u otro mecanismo de transferencia no sólo de Transener sino también de otras empresas y obras dónde el Estado tiene participación accionaria.

A través del Artículo 1, Energía Argentina S. A. (ENARSA) recibe la instrucción de fusionarse con Emprendimientos Energéticos Binacionales S.A. (EBISA) para ser denominada “Integración Energética Argentina S.A.”, la cuál deberá continuar con las obras públicas actualmente a cargo del Ministerio de Energía y Minería. En detalle estas son:

  1. Central Hidroeléctrica “Condor Cliff” y “La Barrancosa”;
  2. Central Térmica Río Turbio;

iii. Gasoducto Regional Centro II – Esperanza/Rafaela/Sunchales;

  1. Gasoducto Sistema Cordillerano/Patagónico;
  2. Gasoducto Cordillerano, y
  3. Gasoducto de la Costa.

De aquel artículo se desprende también el cuestionamiento de dirigentes que no quieren negociar la sesión de Transener, que fue adquirida por el Gobierno nacional el año pasado a través de su participación en la empresa cordobesa Electroingeniería que a su vez tenía la “Compañía Inversora de Transmisión Eléctrica” (CITELEC), propietaria de Transener.

En el grueso del Decreto se ponen en juego a los activos correspondientes a las Centrales Térmicas de Generación Eléctrica “Ensenada de Barragán” y “Brigadier López”, al proyecto “Central Termoeléctrica Manuel Belgrano II”, “Central Dique”, “Central Térmica Güemes”, “Central Puerto”, “Centrales Térmicas Patagónicas”, “Empresa de Transporte de energía eléctrica por distribución troncal de la Patagonia” (TRANSPA), “Dioxitek”. Además, se decidirá sobre los derechos que correspondan al Estado Nacional en relación a:

  1. Termoeléctrica Manuel Belgrano
  2. Termoeléctrica José de San Martín (Central Timbúes).

iii. Termoeléctrica Vuelta de Obligado

  1. Termoeléctrica Guillermo Brown

 Voces en contra

Dirigentes de distintos partidos políticos exclamaron públicamente su rechazo a las medidas impuestas desde el ejecutivo y el Ministerio de Energía. La Diputada Nilda Garré (FPV) recolectó en su “Proyecto de Declaración” presentado el Martes 6 de Febrero del presente año, citas de colegas de la oposición y oficialismo que dieron testimonio en los medios al respecto.

Por la Unión Cívica Radical Ricardo Alfonsín y el cordobés Jorge Sappia también opinaron al respecto. “El radicalismo es parte de Cambiemos y tenemos la obligación y el deber moral de advertirle al Gobierno nacional las cuestiones que creemos son erróneas. Esa es la intención de esta carta (…) Transener viene demostrando que es una empresa muy eficiente y que brinda ganancias, teniendo al Estado como propietario mayoritario. No hay elementos para venderla”, declaró Sappia para el Diario “La Voz”.

Lea también: «¿Guiño a Pampa? La carta que la UCR le envió a Aranguren por venta de acciones en Transener»

Así también, a través de una cita de “La Política Online” hizo mención de un twit de Alfonsín:

“Espero que la UCR persuada al Gobierno de que sería un grave error privatizar Transener. Se trata de un monopolio natural en un sector estratégico para la economía de los argentinos. No hagamos algo de lo que, cómo en el caso de la venta YPF en los ’90, nos vanos a arrepentir”

“(Alfonsín) criticó la decisión de vender las acciones de Transener. ‘Perjudicaría a muchos argentinos’, advirtió. ‘Se trata de un monopolio natural en un sector estratégico para el país. Cuando hay un monopolio natural debe estar en manos del Estado’, afirmó en diálogo con El Destape”.

Agustín Rossi, jefe de bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria compartió la posición de Garré. «Rossi aseveró ‘en poco tiempo la producción energética del país pasará a regirse en forma total por las reglas del mercado, deslindando al Estado de cualquier tipo de intervención. ¿Así pretende resolver los problemas energéticos, Presidente?’” cita Garré a su colega Agustín Rossi, tomando el testimonio del diario “Uno Santa Fe”.