¿Cómo evalúa el panorama normativo relacionado con las fuentes de energía renovables?

Hoy se habla de las energías solar y eólica. No obstante, en un inicio, la ley de concesiones eléctricas de 1992 aún no contemplaba las energías renovables convencionales.

Recién en el 2008, con el Decreto Legislativo 1002, se da por primera vez un tratamiento normativo a la inclusión de las energías renovables. Partiendo de ese punto, se estableció llegar al 5% de la matriz energética peruana con este tipo de fuentes. Con ello, se tuvo mecanismos de las subastas que se realizaron en cuatro oportunidades (2009, 2011, 2013 y 2015).

Esto dio lugar a la adjudicación de diversos proyectos, dentro de los cuales están operativos aquellos basados en las energías solar y eólica. También hay centrales hidroeléctricas de menos de 20 megavatios, así como algunos proyectos de biomasa.

¿Cuáles son sus perspectivas en el campo normativo de otras fuentes renovables, además de las ya mencionadas?

Las normas que se establezcan en el país siempre deben tomar en cuenta el potencial y la riqueza energética con la que se cuenta.

En el Perú, definitivamente esas dos fuentes son la solar y la eólica. Son las que tienen más espacio para crecer. Quizá haya posibilidades para el desarrollo de la geotermia, pero ello implica proyectos de mayor envergadura y a un costo más alto.

Además, se trata de inversiones que requieren de licencia social, lo que implica que son más complejos de desarrollar. Esas son, básicamente, las fuentes existentes a las cuales hay que sumar la biomasa.

Anteriormente, se realizaron subastas cuando las energías solar y eólica eran caras, ¿es posible emplear el mismo mecanismo para fuentes de energía renovable que actualmente son costosas, pero que pueden abaratarse en un futuro?

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) manifiesta que, precisamente, esas dos fuentes que menciono, la solar y la eólica, son las que concentran el potencial del Perú y los demás países de la región.
Si pensamos en fuentes renovables, esas serán las que siempre liderarán y las proyecciones hacia el 2027 las perfilan como dinamizadoras del mercado.

¿Cuál es el actual porcentaje de participación de estas dos fuentes del mercado peruano si lo comparamos con otras fuentes de energía tradicional?

Comprenden alrededor del 5% de nuestra matriz energética, y un porcentaje muy pequeño le corresponde a la biomasa.

¿Por qué estamos rezagados frente a otros países en el uso de fuentes de energía como la eólica y la solar?

Las grandes potencias en nuestra región son Brasil y México. Por su gran tamaño, y marcan una gran distancia respecto de los demás países.

En el segundo bloque aparecen Argentina, Chile y Uruguay y, detrás de ellos, el Perú y Colombia.

Justamente, Colombia realizó un par de adjudicaciones que permitirán que en los próximos tres años ese país supere los niveles que el Perú alcanzó en años recientes. Algunos vecinos tienen una ventaja comparativa. Hicieron la separación normativa para la celebración de contratos de las empresas que se dedican a energías renovables; es decir, una separación de potencia y energía.

En el Perú, esto se entiende como un requisito atado, es decir, se le dice a la empresa que debe presentar estos dos puntos de manera simultánea, lo que es un limitante.

Recientemente, Osinergmin comprobó que a esas empresas no se les otorga el requisito de la llamada potencia firme que produce la energía renovable. Esto las hace menos competitivas frente a otras fuentes tradicionales, como la hidráulica y la térmica. Ante esto, Osinergmin emitió una disposición regulando la potencia firme. Ello favoreció especialmente a quienes trabajan en el rubro de la energía eólica.

¿Existen las condiciones necesarias para emitir decretos de urgencia en energía renovable?

Es una posibilidad que el propio Poder Ejecutivo debe evaluar. Sin embargo, estando tan cerca las elecciones congresales (enero 2020), se crea el espacio apropiado para que se presente un debate ante una decisión tan importante como impulsar una medida política, económica y energética.

¿El Perú está rezagado en el plano normativo?, ¿Cuáles son las normas que rescata de los países de la región?

No hablaría de un rezago. Más bien, en las últimas décadas el país ha dado pasos muy importantes. Por ejemplo, hemos sido de los primeros en realizar la subasta y lo hicimos en cuatro oportunidades.

Esto ha dado lugar a la adjudicación de varios proyectos, muchos de los cuales ya están operando. Hay algunos ajustes complementarios que pueden darle más competitividad a estas fuentes, como es el caso que mencionaba anteriormente en cuanto a la separación de energía y potencia.

Fuente: elperuano.pe