El Gobierno cordobés concentra sus esfuerzos este año en mejorar las normas de su jurisdicción para la incorporación de nuevas tecnologías. Desde la Dirección General de Energías Renovables y Comunicación de la provincia de Córdoba, su titular Sergio Mansur declaró que tendrán grandes metas sobre los cuales trabajar: la unificación de toda la normativa existente y la eliminación de las asimetrías dentro de la provincia a nivel tarifario.

Respecto a la Ley Nacional de Generación Distribuida, Cordoba rectificó su adhesión al 100%. Restará que luego desde la normativa vean detalles a cubrir a partir de las distintas características que presenta la provincia, pero ya acumulan avances en la materia.

En una primera etapa, se trabajó a través del Consejo Asesor de Políticas Energéticas de Córdoba, a fines del 2016 y durante el 2017. Ahí se dió comienzo a las bases para una ley provincial de distribuida, pero cuando la Ley Nacional tomó cuerpo, el Gobierno cordobés decidió tener un rol más participativo en esta instancia y decidió dejar la Ley Provincial a un lado para sumarse a la Ley Nacional y ahora estar a la espera de su reglamentación.

Lea también: Córdoba se prepara para discutir la adhesión a la Ley nacional de Distribuida

En el marco del ciclo de entrevistas en vivo que desarrolla Energía Estratégica, ‘Off the Record de las Energías Renovables’, Sergio Mansur Director Gral. de Energías Renovables y Comunicación desarrolló aquellos tópicos a través de los cuales buscan la unificación de la normativa existente y lo justificó.

«Esta necesidad profunda de la provincia de primero reformular el marco regulatorio (…) servirá para que al 2019 no sólo podamos tener reglas claras de juego sino toda una normativa y un equipo de trabajo que va a favorecer rápidamente la instalación de emprendimientos»

Refiriéndose a beneficios para renovables, Mansur recordó que Córdoba tiene desde el año 2000 la Ley 8810 que en su artículo 5 ya habla de exención impositiva. Al respecto declaró que recién en los últimos 10 meses aparecieron solicitudes de proyectos en busca de esa alicuota cero sobre el impuesto a los ingresos brutos.

Sumado a aquello, mencionó que, hace más de un año, a través del Banco de Córdoba hay créditos verdes unipersonales de hasta $150.000 y para empresas de 1.000.000, para financiar frente al presupuesto de una instalación. De aquel modo, el Banco paga la adquisición e instalación del equipamiento.

Si bien ese programa apunta al desarrollo de las empresas generadoras y los prosumidores de energía, la situación de usuarios también estaría contemplada.
El mapa que ponía a Córdoba como una de las tarifas más caras de energía, habría sido revisado y se habría pensado una restructuración para que las facturas solo contengan lo directamente vinculado al servicio eléctrico y no a otros componentes.

Entre los avances en este sentido, desde la distribuidora EPEC y el ejecutivo provincial anunciaron 35% de reducción del transporte interprovincial. El valor de la tarifa en Córdoba en el segmento de la transmisión dentro de la provincia tendrá una disminución que terminaría impactando en los próximos meses en otra reducción, pero esta vez de la tarifa final de usuario, que será menor de un 8% a un 12%.

Lea también: Córdoba analiza licitaciones propias, ley de distribuida y más medidas para renovables

Con respecto a próximas convocatorias a licitaciones, el nuevo marco regulatorio contempla nuevos actores en el sistema eléctrico de la provincia. En el escenario que se pretende el poder ejecutivo sería quién otorgue las concesiones y se planea armar una Agencia de Planificación Multisectorial que tendrá la potestad de estudios de demanda, de matrices óptimas, de confeccionar los pliegos no sólo para proyectos de paques o centrales de renovables sino también para redes de transmisión para el desarrollo energético regional.

Finalmente, en solar térmica, un proyecto de Ley de Agua Caliente Sanitaria (ACS) ya se trató y se encuentra dentro de la Unicameral. Entre los principales objetivos que se persiguen en este documento, se apunta a un 50% de generación para el calentamiento del agua en instituciones públicas, a través de energía solar térmica, y que los usuarios que quieran incorporar este sistema tengan disponibles beneficios fiscales y financieros. Una buena noticia es que, de acuerdo a las declaraciones de Mansur esta Ley saldría en los próximos días.