Las medidas que deberá tomar la Unión Europea para acelerar su plan de renovables

El conglomerado busca dejar de depender del gas de Rusia. Industriales solicitan mayor expedición para la tramitación administrativa de las centrales. El caso de España.


A raíz del bloqueo comercial que la Unión Europea (UE) le impuso a Rusia por invadir a Ucrania, la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, determinó durante las reuniones del 10 y 11 de marzo en Versalles que, para mayo de 2022, que se presentará un plan que permita reducir la dependencia energética con el Kremlin para 2027.

Entre las medidas que se evalúan, a partir del programa REPowerEU, el bloque regional acelerará la incorporación de energías renovables e hidrógeno verde.

“La Comisión Europea busca generar en Europa la mayor transformación económica y social de las últimas décadas. Para ello, se ha de duplicar la cuota de energías renovables. En concreto, en 2030 el 40% de todo el consumo final de energía en Europa debería ser de origen renovable”, confía a Energía Estratégica Juan Virgilio Márquez, CEO de Asociación Empresarial Eólica (AEE).

El directivo comenta que, durante el pasado mes de febrero, y según datos estimados de REE, la generación procedente de fuentes de energía renovable en España representó el 39% de la producción. “El 62,2% de la producción eléctrica procedió de tecnologías que no emiten CO2 equivalente. Estas cifras, siendo positivas, pueden incrementarse en los próximos años”, pondera.

En esa línea, José Donoso, Director General de Unión Española Fotovoltaica (UNEF), cuenta a este medio que, de acuerdo a las medidas contempladas en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC) que fijó su país, se propone para el 2030 que el 74% de la generación eléctrica sea renovable.

Sin embargo y ante esta coyuntura, el especialista opina que una aceleración en las metas podría lograr que el 90 o el 100% de la generación eléctrica al 2030 sea con renovables.

¿Cómo alcanzarlo? Tanto para Donoso como para Virgilio Márquez la clave pasa por agilizar las tramitaciones administrativas de Declaración de Impacto Ambiental (DIA) en proyectos de energías renovables.

“No necesitamos nuevas subastas. La potencia que se puso en marcha el año pasado (4 GW solares fotovoltaicos en España) se ha puesto toda a mercado. Lo que se necesitan son tramitaciones administrativas ágiles: que no sea un cuello de botella”, considera Donoso.

Para el Director General de la UNEF es probable que durante este 2022 se superen los 4 GW solares instalados en 2021 si estas tramitaciones se aceleran.

En tanto, el CEO de la AEE agrega que este problema en la tramitación de parques es extensivo a toda Europa. “De media se está tardando en tramitar un parque eólico alrededor de cuatro años y medio, cuando la Directiva de Renovables de la UE establece un plazo máximo de dos años”, observa.

“El principal escollo en la tramitación es la obtención de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para cuya obtención es necesario hacer estudios muy detallados, especialmente los de avifauna, por lo que desde la Comisión Europea se van a publicar recomendaciones en abril sobre cómo acelerar el proceso de obtención de este permiso”, anticipa Virgilio Márquez.

Y destaca: «Los países europeos debemos sumar fuerzas y priorizar el ‘permitting’ como asunto crítico para nuestra resiliencia energética, económica e industrial y en el camino hacia la descarbonización, la estabilidad regulatoria, la seguridad jurídica y la atracción de inversores hacia entornos de confianza son claves».

Asimismo, el directivo de la máxima entidad eólica de España suma que “otro aspecto normativo que está influyendo en el cumplimiento de los objetivos del PNIEC para el sector eólico es la gran dispersión y variación normativa que hay entre administraciones autonómicas y estatal, lo que obliga a un sobreesfuerzo económico a los promotores y también ralentiza la puesta en marcha de las instalaciones”.

“Es necesario hacer más simple y lineal el proceso de obtención de los permisos para acelerar el despliegue de las renovables, lo cual no significa que haya que rebajar el nivel de exigencia medioambiental a los proyectos”, propone.

Hidrogeno verde, también

Por otro lado, el plan europeo para dejar de depender de la energía fósil de Rusia contempla la incorporación de hidrógeno verde.

La compañía AleaSoft Energy Forecasting calcula que la intención de la Comisión es aumentar en 15 millones de toneladas este energético para el 2030, además de las 5,6 que ya estaban previstas en el Fit for 55, con el objetivo de reducir entre 25 y 50 bcm anuales el gas importado de Rusia.

Cabe señalar que el 47% del gas y el 25% de del petróleo que consumió la UE durante el primer semestre de 2021 procedieron de Rusia. Este bloqueo generó que en países como España el precio de la energía saltara de 19,32 euros por MWh (17 de marzo del 2021) a 259,66 euros por MWh, según indica el OMIE.

Fuente: Comisión Europea

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com