En estos momentos, Chile está emprendiendo una discusión que podrá revolucionar su sistema eléctrico tal como lo encontramos hoy en buena parte de los países de Latinoamérica.

Bajo una serie de leyes, antes contempladas todas juntas en la famosa Ley Larga de Distribución, pretende darles a los usuarios residenciales, comerciales e industriales más herramientas para involucrarse con la generación y compra de la energía eléctrica que consumen. Esto podría redundar en tarifas más baratas y un mejor servicio.

En diálogo con Energía Estratégica, David RauJosé Luis Carvallo, respectivamente Vicepresidente y Director de la Asociación Chilena de Energía Solar (Acesol), explican que próximamente en el Congreso se debatirán tres proyectos de Ley interdependientes: Portabilidad Eléctrica, Calidad de Servicio y Generación Distribuida.

De las tres propuestas, sólo hay constancia de que se ingresará durante este mes en la Cámara de diputados la de Portabilidad Eléctrica. De las otras dos aún no hay fecha de ingreso al Congreso. ¿En qué consiste? Carvallo destaca que como aspecto principal se crea la figura del ‘Comercializador’, que pueda venderles energía a los usuarios como alternativa a la distribuidora.

“Es darle al usuario el derecho a elegir a quién le compra la electricidad”, introduce el Director de Acesol. “Pero hay otro elemento muy importante –aclara-, que es la creación del ‘gestor de la información’”.

Este gestor será quien maneje la información del mercado en cuanto flujo de energía y dinero entre generador y usuario final, y no ya la distribuidora. Según se resolvió, este actor será un ente independiente que se nombrará por licitación, y cuya administración regirá por el plazo de 10 años.

“Eso será muy importante, porque uno de los ejes principales que desde Acesol estamos impulsando es la transparencia en la información, tanto en el uso como en el manejo”, destaca Carvallo.

Por su parte, Rau concluye: “es una Ley que empodera al cliente: le da más información, más opciones y, probablemente, precios más bajos de energía. Además es un marco que permitirá flexibilizar el sistema, preparándonos para el futuro que se viene, permitiendo incorporar nuevas tecnologías y formas de operar”.

Para ambos directivos es probable que durante este año la Ley de Portabilidad Eléctrica sea aprobada.

Generación Distribuida

Como se dijo, otra de las leyes que se complementa con la de Portabilidad Eléctrica es la de Generación Distribuida.

Actualmente Chile cuenta con la Ley 21.118 de noviembre 2018 que permite a los usuarios conectar fuentes de energías renovables (como paneles solares fotovoltaicos) de hasta 300 kW.

“Esperamos  que con el nuevo proyecto no sólo se libere  el límite de potencia actual sino también incentive y masifique los recursos distribuidos en general, no solo energía solar fotovoltaica sino que también el almacenamiento”, explica Carvallo.

En ese sentido, Rau destaca un mecanismo que permita incorporar nuevas tecnologías. “Por ejemplo, si hablamos de almacenamiento (baterías) en distribución, se podrían hacer proyectos pilotos rápidos y de manera organizada para probar e incorporar nuevas tecnologías”, ilustra el Vicepresidente de Acesol.

Por otra parte, y al igual que en la Ley de Portabilidad Eléctrica, los especialistas indican que también se está pidiendo por un proceso que dé transparencia a los datos.

“Hemos expresado nuestra opinión que debe haber un agente independiente que sea el que maneje la información de las redes de distribución. Porque los operadores de red tienen información que debe ser administrada de forma transparente y abierta”, expresa Carvallo.

El Director de Acesol advierte: “si queremos que las empresas y personas se vuelquen a generar energía con paneles solares o utilizar baterías, es imperativo que los datos sean tratados de manera abierta, transparente y segura para que eso no sea una traba en incorporar nuevas tecnologías. Así por ejemplo se podrán acelerar los procesos de conexión que hoy son muy lentos”.

En esa línea, Rau agrega: “es muy importante recordar que la operación de la red es un monopolio natural. Es lógico pensar que la información de esta infraestructura debería estar disponible para todos. Para que el mercado se desarrolle necesitamos que la información sea 100% transparente y accesible para que aumente la competencia y crear un mercado libre que funcione bien. Esto es clave.

Calidad en el servicio

Finalmente, la triada de proyectos de ley se completa con el de Calidad de Servicio, que consta de tres pilares: mejora en la calidad del servicio al usuario final; tratar en detalle las compensaciones a raíz de un mal servicio; y asegurar que la empresa eléctrica de distribución sea eficiente.

“Uno de los resultados que se esperan es entregar señales de largo plazo de exigencias técnicas, modernización y cambios tecnológicos”, indica Carvallo.

El Director de Acesol explica que hoy día el regulador eléctrico elabora supuestos de rentabilidad y costos de una distribuidora eléctrica bajo un concepto de ‘empresa modelo’. “Hoy se requiere que ese concepto rígido sea más flexible, observa Carvallo.

Generalizando,, Rau señala que los PdL son una oportunidadpara armonizar intereses”. “Hay que crear un marco que incentiva y remunera correctamente los actores y que permite flexiblemente la incorporación de nuevas tecnologías,; y para eso necesitamos entre otros  salir de la rigidez de la ‘empresa modelo’”, observa.

¿Apoyo político?

Los directivos de la cámara solar chilena consideran que debiera haber respaldo de los distintos partidos políticos que conforman el Congreso por la relevancia de los proyectos.

“Existe un roce natural con las distribuidoras eléctricas, que tienen un monopolio natural. Eso ha pasado en distintos países del mundo, pero lo cierto es que hay una fuerza tecnológica que crece y que hace que el mercado vaya a un sector. Eso está llegando a Chile y no se puede desconocer”, opina Carvallo.