En 2007, cuando regresó al país después de jugar al rugby en Europa, Federico Pucciarello decidió crear una empresa de biocombustible, Rosario Bioenergy, que funciona en el Parque Industrial de Roldán.

Es un empresario activo que participa como dirigente de las cámaras que representan al sector y tiene la particularidad de estudiar el negocio con una mirada pensada en el largo plazo. En contacto con este medio, Pucciarello evaluó el futuro de la actividad.

¿Qué importancia tiene para la industria del biodiesel apostar al desarrollo e investigación de nuevas tecnologías?

Yo soy un convencido que es crucial e indispensable apostar al conocimiento en la búsqueda de la innovación dentro de nuestra industria.

Lea también: «Federico Pucciarello sobre la industria del biodiesel: “las cerealeras multinacionales se pusieron en el negocio por fuera de la ley”»

¿Se están realizando investigaciones?

Las inversiones se realizarían si desde el Estado Nacional surge una agenda de desarrollo sobre los biocombustibles en general, que establezca lineamientos generales y un marco donde los distintos actores nos podamos poner de acuerdo.

¿Y que apuesta en este sentido están haciendo desde la empresa?

Estamos realizando distintos proyectos de investigación en distintos rubros pero por ahora en estadio muy temprano para hacer anuncios. Lo que podemos adelantar es que a la larga o la corta los derivados de los biocombustibles serán los mismos que los derivados del petróleo, ya que la materia prima es la misma y la tecnología avanza en esa dirección.

Lea también: «“A más biocombustibles en Argentina, más alimento”»

¿Cómo evalúa el mercado de los biocombustibles en el mediano y largo plazo?

El mercado por a hora está estable, pero necesita si o si una perspectiva de crecimiento en el corte interno y la generación eléctrica por parte del Estado, dos temas que hace más de 5 años se habla pero no se concreta y nos encontramos con una férrea resistencia de las fuentes de energía convencionales y las automotrices en general.