Impulsado por el crecimiento de las ventas a los Estados Unidos, las exportaciones globales de biodiésel argentino podrían incrementarse en un nivel significativo este año y superar el millón de toneladas exportadas, tras un año de caída de envíos.

Las mismas crecerían alrededor de un 80 por ciento, hasta las 1,4 millones de toneladas. Así lo marcan los datos difundidos por distintos referentes de la industria, desde la Cámara del sector hasta el Instituto Nacional de Estadística (Indec).

«El incremento de las exportaciones argentinas de biodiésel a Estados Unidos ha sido notorio. De mantenerse el ritmo actual, las ventas globales podrían alcanzar alrededor de 1,4 millón de toneladas en el 2016«, afirmó a la agencia Télam Claudio Molina, Director Ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno.

Contrastando ese dato, según el instituto nacional de estadística, la Argentina exportó el año pasado tan sólo 800.000 toneladas de biodiésel. Ya las expectativas habían cambiado en el primer semestre de este año, donde los embarques del producto treparon un 150% interanual, hasta las 590.000 toneladas.

En valores, se informó que entre enero y junio de este año, las exportaciones totalizaron u$s 424 millones, un 63% más que el mismo período del año anterior, mientras que en materia de producción, el primer semestre cerró con un volumen de 1,1 millón de toneladas, lo que representó un aumento interanual del 41,6%. Esto, especialmente por la fuerte suba registrada en el segundo trimestre con un alza interanual en la producción del 56,6%.

Lea también: «Las exportaciones de biodiesel crecieron en un 144 por ciento durante el primer cuatrimestre»

El gran impulso para el sector lo están dando las exportaciones hacia los Estados Unidos, desde que el gobierno de dicho país aprobó el año pasado un programa para evaluar los estándares de producción de Argentina, lo que está facilitando el ingreso de embarques locales. De acuerdo con datos de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), que reúne a gigantes como Cargill y Bunge, del total de lo exportado entre el 75% y el 80% tendría como destino los Estados Unidos. Las perspectivas de esta entidad resultan más cautas, ya que según sus proyecciones las exportaciones de biodiésel este año totalizarían poco más de 1 millón de toneladas.

En tanto, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) estimó que las exportaciones de biodiésel argentino treparán hasta 1,7 millón de toneladas este año, con el país norteamericano como principal destino. La situación se da en momentos en que otro de los principales destinos del país, perdido desde hace tres años, podría volver a tener relevancia.

Se trata de la Unión Europea, mercado que el sector sufre desde 2013 cuando subieron las tasas a las importaciones del biocombustible argentino tras acusar a sus productores de «dumping». Según estimaciones del sector, las exportaciones podrían retomarse el año que viene, tras el fallo de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que falló a favor de la Argentina y en contra de los aranceles antidumping que impuso el bloque.

Lea también: «Resultados positivos de biodiesel en central térmica generan expectativas en industriales»

Para el consumo interno para el corte obligatorio, se destinaron en el primer semestre unas 475.500 toneladas, lo que representó una caída del 9,6% respecto del año pasado, debido a la caída registrada entre enero y marzo con una baja del 21,4%.

Fuente: El Cronista.