En la búsqueda de alternativas para reducir el costo de la tarifa eléctrica, algunas Estaciones de Servicio optaron por instalar paneles solares en la cubierta de la playa de maniobras. La innovadora decisión, al menos en nuestro país, ha resultado muy beneficiosa para la economía de las expendedoras, según explican desde las empresas especializadas.

Alejandro Zitzer, Gerente Comercial  de ALDAR S.A., empresa que se dedica a brindar soluciones energéticas sustentables desde hace 25 años, afirma que la iniciativa es muy conveniente para este tipo de actividades de consumo 7×24, consideradas intensivas.

“Hay que diferenciar los sistemas, está aquel que funciona con baterías y el de conexión a la red sin necesidad de un acumulador”, explica. Este último, especialmente por su precio, es el que aconseja instalar el directivo.

En este sentido, Zitzer hace referencia al montaje que realizaran en la Estación de Servicio Shell de Álvarez Thomas y Avenida de los Incas de la Ciudad de Buenos Aires que ya va por su tercera ampliación. “Los paneles están ubicados sobre el techo, que es de grandes dimensiones”, puntualiza.

El directivo señala que la energía fotovoltaica se utiliza de día y por la noche la electricidad convencional. “El ahorro es importante y justifica la inversión”, agrega.

El costo de un módulo de estas características que brinda corriente trifásica es de aproximadamente 15.000 dólares”, detalla Zitzer. “Varía según las características del establecimiento pero promedia ese importe”, concluyó.

Lea también: «Está madurando el mercado entre privados de energías renovables: las proyecciones»

CONVENIENCIA QUE SE EXPANDE

La colocación de paneles en las expendedoras está ganando espacio en todo el mundo. Pocos meses atrás la francesa Total anunció que instalará placas fotovoltaicas en 5.000 de sus estaciones, lo que supondrá una capacidad de generación de unos 200 megavatios (MW).

El proyecto representa una inversión de unos 300 millones de dólares. El directivo de Total, Philippe Sauquet, ha indicado que este programa supondrá una reducción de sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) de 100.000 toneladas al año y un ahorro de 40 millones de dólares en su factura de la luz.

petro

Fuente: Surtidores.