Las energías renovables se suman a la Política de Compras Verdes de República Dominicana

Entre los criterios de sostenibilidad bajo los que se evaluarán nuevas contrataciones se encuentra reducir el consumo energético o aumentar la eficiencia energética y el uso de energía renovable. 

República Dominicana publicó su Política de Compras Verdes con la intención de promover un gobierno más sostenible. El documento y anexos ya se encuentran disponibles en la web oficial https://comprasverdes.gob.do/

Esta iniciativa encabezada por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Dirección General de Contrataciones Públicas, persigue el objetivo de instaurar las bases de las compras verdes en el Sistema Nacional de Contrataciones Públicas y permitir la inclusión de mejores prácticas de adquisiciones, herramientas e instrumentos de gestión de las compras públicas.

En el listado de bienes priorizados por la Política de Compras Verdes se citan especialmente equipos de generación de energía. Así mismo, entre los 13 criterios de sostenibilidad medioambiental que deberán ser aplicados por las instituciones contratantes se mencionan las energías renovables encuentran su lugar entre las primeras consideraciones.

«Reducir el consumo energético o aumentar la eficiencia energética y el uso de energía renovable», reza el sexto criterio de sostenibilidad mencionado.

De esta manera, las contrataciones públicas que se realicen de ahora en más en República Dominicana darán lugar a un mayor consumo de bienes, obras y servicios con menor impacto ambiental por parte de las instituciones del Estado.

“Esta política es una forma concreta en la que el Estado Dominicano puede cumplir su responsabilidad, no sólo con un medio ambiente sano, sino también con una nueva cultura de producción y consumo sostenible que reduzca las externalidades negativas ambientales de los bienes, servicios y obras que contrata”, expresó el director general de Contrataciones Públicas, Carlos Pimentel Florenzán.

Además, se prevé que su implementación genere la dinamización de la producción responsable por parte de los proveedores del Gobierno. En tal sentido, las empresas del sector energético renovable podrán ganar mercado ofreciendo sus soluciones no solo directamente a entidades de gobierno sino también a proveedores del mismo que quieran cumplir con más criterios de sostenibilidad incorporando renovables a la fabricación de sus propios productos o cubriendo energéticamente actividades vinculadas a sus servicios.

El sector privado tendrá gran participación en la antesala de las nuevas convocatorias a contrataciones públicas. La nueva política recomienda que, ante la necesidad de contrataciones complejas como equipos sofisticados, se recurra a la publicación de «Prepliegos» permitiendo que los posibles interesados, del sector renovable o no, puedan realizar aportes y presentar innovaciones en el mercado.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *