Este martes el presidente Macri recibió a la primera delegación comercial de empresarios extranjeros, un grupo proveniente de Italia, encabezado por el viceministro de Desarrollo Económico, Iván Scalfarotto. Se trató de una promesa que el primer ministro italiano Matteo Renzi le hizo cuando vino a visitarlo apenas asumió.

Hoy, llegaron un centenar de empresarios, la mayoría de ellos de pymes de los cuatro sectores en los que el Gobierno busca promover inversiones: agroindustria, minería, construcción e infraestructura. Además, vinieron representantes de ITALFERR, la empresa ferroviaria del Estado italiano; SACE, el grupo asegurador y finanaciero que da créditos a la exportación; la COF, la unión industrial; y la asociación italiana de bancos junto con cinco de sus asociados.

«El clima es de extremado optimismo. En el mundo Argentina está de moda como opción de inversión«, destacó el embajador de Argentina en Italia Tomás Ferrari en diálogo con LPO, quién además destacó que pese al cepo para el giro de divisas, las doscientas empresas italianas no se fueron del país durante el último gobierno.

«El clima es de extremado optimismo. En el mundo Argentina está de moda como opción de inversión», destacó el embajador de Argentina en Italia Tomás Ferrari.

 Las empresas llegaron muy interesadas en las oportunidades que se abren a partir de Ley de Promoción de Energías Renovables. Es que Italia es líder mundial en energía eólica y también tiene la última tecnología en paneles solares de segunda generación.

En este sentido, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, junto con la Agencia Italiana para el Comercio Exterior (ICE) organizaron en el Hilton el Seminario de Introducción al Mercado Argentino. Allí, el director de la flamante Agencia de Inversiones y Comercio Exterior, Juan Procaccini, destacó dos particularidades del territorio nacional de interés para los inversores: por un lado, los vientos de la Patagonia son de los más constantes en el mundo y esto genera una ventaja en términos de rentabilidad; y además el índice de radiación solar en el norte del país es equivalente al de Arabia Saudita, por lo que las condiciones geofísicas son óptimas para la instalación de parques de paneles.

Además, en una reunión en las que más de 30 empresarios del sector se juntaron con el ministro de energía, Juan José Aranguren, y el subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind, Aranguren presentó las oportunidades de inversión para sumarse mañana a la licitación de energías renovables para la generación eléctrica que lanzará mañana.

Los funcionarios deslizaron que la postergación de la licitación anunciada originariamente para el lunes pasado no tiene que ver con la llegada de estos inversores, sino con un acuerdo con el Banco Mundial que acaban de cerrar para garantizar el pago de la energía a las empresas que inviertan en el sector.

En primera instancia, la garantía es un fondo fiduciario estatal, pero la urgencia por el aumento de la cantidad de megavatios y la mala reputación que antecede al país en este sector hizo que el Gobierno buscara respaldo en el organismo multilateral de crédito «para aseguranos que las inversiones se hagan y además se hagan de forma eficiente», dijo Kind.

Para acelerar también las inversiones, Kind explicó que la licitación se regirá por el precio del megavatio, pero en una primera etapa recibirán un incentivo sobre el precio para moderar el costo financiero que tiene mayor impacto en la primera etapa de cualquier inversión de largo plazo.

 

La Ley de Promoción también obliga a las grandes empresas a alcanzar metas de autogeneración. Al respecto, Aranguren señaló que la ley se restringe a las empresas que se abastecen por la red eléctrica. Al respecto, el representante de CAMMESA advirtió que la adecuación a la nueva normativa será más lenta de lo que la ley plantea.

Las mineras, sin embargo, necesitan abastecerse con gas y gasoil para sus generadores eléctricos propios (ya que no están vinculadas a la red eléctrica). En este sentido, el ministro destacó la oportunidad de inversión en energía solar o proveniente de biocombustibles para el desarrollo de la minería también. Es una propuesta que en estudio más adelante el gobierno para ahorrar combustibles fósiles.

La empresa de la tuneladora para el soterramiento del Tren Sarmiento, Ghella también estuvo presente con su representante argentino. Es que la obra está paralizada porque los fondos que iban a provenir de Brasil, no van a llegar y había interés en saber si los bancos italianos están dispuestos a financiarla.

Pero por ahora de eso no hay novedades. La prioridad está en que algún banco italiano venga al país y pueda actuar de canal de las inversiones de integración entre países. El PNB Paribas es el actual dueño del último banco italiano en el país, la Banca Nazionale del Lavoro, que se retiró en 2006.

El tema del financiamiento para las inversiones es clave. Por eso mismo se hizo presente un alto funcionario de la Caja de Valores en la reunión sobre energía para familiarizarse más con los requisitos de la licitación. Cada proyecto deberá incluir sus propios medios de financiamiento. Los proyectos con mejor estructura financiera seguramente, estimó Kind, también serán los que mejor precio por megavatio logren.

Fuente: La Política Online.