De la unión de ambas empresas nace State Power Investment Corporation, con unos activos por valor de más de 700.000 millones de yuanes (113.000 millones de dólares) y que espera lograr unas ventas anuales de unos 200.000 millones de yuanes (32.000 millones de dólares).

CPIC controlaba alrededor de la décima parte del mercado de energía nuclear nacional, mientras que Snptc fue creada en 2007 para gestionar tecnología importada desde la firma estadounidense Westinghouse Electric.

Otras grandes firmas estatales chinas del sector atómico, CNNC y CGN, también están contemplando una futura fusión, destacó el rotativo.

A principios de este año el Gobierno chino anunció que promovería la expansión en varios sectores estratégicos chinos, particularmente el nuclear y el ferroviario, algo que los observadores atribuyen a los planes nacionales de exportar infraestructuras de ambos en otros mercados.