Según el último reporte mensual que publicó la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), durante el mes de septiembre hubo 218 conexiones de Generación Distribuida, por 2.206 kW, en todo el territorio chileno.

Se trata de instalaciones que se dan en el marco de la Ley de Net Billing, N°21.118, el Gobierno de Chile autoriza a que clientes regulados, sean residenciales, industriales o comerciales, puedan autogenerar su propia energía eléctrica mediante fuentes de energías renovables con una potencia instalada no mayor a 300 kW.

Con esta actualización de la SEC, se destaca que, de enero a septiembre de este año, se han completado 1.849 proyectos de Generación Distribuida por 23.998 kW.

Un dato saliente tiene que ver con que las conexiones de septiembre han sido las más altas respecto a años anteriores. Pero, aún así, el record de potencia instalada se dio la temporada pasada, con 31.479 kW, 7,5 MW más de lo que se viene conectando este 2021.

Fuente: SEC

Restará ver si durante los meses de octubre, noviembre y diciembre, el ritmo se acelera y se llega a un nuevo record, que supere al 2020.

Fuente: SEC

Más potencia

Cabe señalar que la actividad de la Generación Distribuida se potenció con la aplicación de la Ley 21.118, en noviembre del 2018. La normativa permitió triplicar el límite de capacidad en las conexiones, pasando de 100 a 300 kW.

Pero ahora desde diferentes entidades gremiales, como la Asociación Chilena de Energía Solar (Acesol) están solicitando una serie de medidas que permitan potenciar aún más la actividad.

Una de ellas es que el Gobierno permita incorporar a los clientes libres (desde 500 kW) al Net Billing, que hasta el momento no está permitido.

Señalan que un cliente pequeño, de 600 kW, 1 MW o 1,5 MW, no puede contar con una planta de autoconsumo; sino sólo de Pequeños Medios de Generación Distribuida (PMGD), que son proyectos de hasta 9 MW. Una dimensión que no resulta conveniente para este tipo de usuarios.