Tal como adelantó Energía Estratégica, las presidencias de las comisiones de Energía, tanto en el Senado de la Nación como en la Cámara de Diputados, quedaron en manos de legisladores que representan a la provincia de Neuquén.

Guillermo Pereyra, del Movimiento Popular Neuquino (MPN), presidirá la comisión en la Cámara alta; mientras que Darío Martínez, de Unidad Ciudadana, hará lo propio en Diputados. Así lo resolvieron ambas cámaras según las nuevas conformaciones que tiene el Congreso nacional desde fines del ano pasado.

El legislador del MPN y también secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa obtuvo en la primera reunión del año el respaldo de los 19 senadores que integran la Comisión para continuar por un nuevo período en esa labor.

Pereyra estará acompañado en la vicepresidencia por el senador sanjuanino Rubén Uñac, del Partido Justicialista.

Lea también: «Los proyectos de renovables en el Congreso: dos peronistas al frente de Energía»

Por el lado de la Cámara de Diputados, Martínez, que ya formaba parte de la comisión de Energía y Combustibles, se hará cargo ahora de la presidencia luego de un acuerdo entre los legisladores miembros que decidieron darle al peronismo esa responsabilidad para el presente año parlamentario.

Precisamente ayer, la Cámara de Diputados realizó una sesión ordinaria -la primera desde el 2 de noviembre de 2017-, comenzando a cumplir así la promesa hecha por Emilio Monzó cuando reasumió al frente del cuerpo: dejar de lado las sesiones especiales, modalidad cumplida a lo largo de todo el año pasado. Durante la sesión se trató, entre otros temas, el Régimen Jurídico para la Prevención y el Control del Dopaje en el Deporte, que modifica la creación de la Comisión Nacional Antidopaje.