Las firmas Teranov – Hidrotec, Consorcio Adage Geotermal Inc- Quantec Geoscience Argentina S.A., Geotermia Andina – Dtp Laboratorios – Consultoria Demison S.A. y el Consorcio Enal – Proinsa, Grupo Minero Aconcagua presentaron el pasado jueves 18 sus propuestas técnicas y económicas para profundizar y actualizar los estudios que se realizaron durante la década del 80, en conjunto con la Agencia de Cooperación Técnica Internacional del Japón (JICA), en el área de interés geotérmico de Domuyo.

La intención de la obra es crear un polo de generación de energía eléctrica mediante la hidrogeotérmia. Los trabajos comprenden la realización de estudios socio-ambientales y servicios de geología, geofísica y de geoquímica de tipo superficial para elaborar un modelo conceptual del campo geotérmico que  permita  determinar el potencial de este recurso. Se estima que se podrán instalar alrededor de 100 MW de potencia.

El plazo de ejecución de la totalidad de los trabajos es de 9 meses corridos y la inversión prevista es de 6 millones de pesos.

Durante el acto de apertura de sobres participaron autoridades de la Subsecretaría de Energía de la Nación y de la Agencia de Desarrollo de Inversiones del Neuquén (ADI-NQN).

El financiamiento de estos estudios será aportado mediante un préstamo recibido por el Gobierno Nacional de la Corporación Andina de Fomento (CAF) a través del Programa de Estudios del Sector Energético de la República Argentina (PESE). Bajo este marco ADI-NQN y la Secretaria de Energía de Nación firmaron un acta acuerdo de colaboración con vistas de definir los proyectos a ser incluidos en dicho programa. Fue así como quedo seleccionado el Proyecto Geotérmico Domuyo”, informaron desde la Agencia de Desarrollo de Neuquén a energiaestrategica.com.