El 21 de diciembre pasado, el Gobierno nacional dio un paso importante en la aplicación de la Ley nacional N°27.424, de Generación Distribuida mediante energías renovables. Publicó la resolución técnica de su reglamentación.

Sin embargo, aún la normativa no está totalmente operativa. Aún restan resoluciones internas de la Subsecretaría de Energías Renovables de la Nación.

Una vez concluidos estos procesos, el área liderada por Sebastián Kind pondrá a disposición un sitio digital para recibir inscripciones de usuarios que deseen empezar a generar energía a partir de fuentes renovables.

El Gobierno considera este sistema como un aplicativo práctico y dinámico que ayudará a alcanzar el objetivo que se propone: 1.000 MW en conexiones particulares al año 2030.

Pero, por otro lado, es un mecanismo inteligente para registrar fehacientemente las solicitadas de la población, y que un pedido no muera en algún despacho municipal.

La idea de la Subsecretaría de Energías Renovables es que el padrón digital empiece a funcionar durante este trimestre.

Paralelamente, el oficialismo nacional está invitando a las jurisdicciones a adherir a la Ley. Este es un paso fundamental para que la generación distribuida tenga éxito, ya que obviamente los usuarios habitan en las provincias.

Lea también: “Adhesión a la Ley nacional de Generación Distribuida: ¿cómo están trabajando el tema distintas provincias?”

Muchas jurisdicciones están analizando la letra fina de la Ley 27.424. Si bien buena parte manifestaron su intención de hacerlo, sólo 5 efectivamente lo hicieron.

La primera en adherir fue Mendoza, el 26 de Julio de 2018, a través de su Ley provincial 9.084 –Descargar-.

Otra de las jurisdicciones fue Tucumán. “Adhiérase la Provincia a la Ley Nacional N °27.424 de Régimen de fomento a la generación distribuida de energía renovable integrada a la red eléctrica pública”, reza el documento de adhesión.

Por su parte, Córdoba hizo lo propio, a través de su Ley provincial N°10.604, publicada el 19 de diciembre pasado.

San Juan fue una de las últimas provincias en adherir a la Ley 27.424. Lo hizo por medio de su Ley Nº 1878-A.

Finalmente, Tierra del Fuego también ha suscrito a la normativa nacional de generación distribuida.

“El viernes (por el 14 de diciembre pasado) logramos aprobar por unanimidad, la adhesión de Tierra del Fuego a la ley Nacional 27.424 de Generación Distribuida, y comenzamos un nuevo camino en la Provincia”, soltó en diálogo a la prensa fueguina el diputado provincial oficialista Oscar Rubinos, promotor de la ley.

Las que hasta el momento no adhieren

Hasta el momento las únicas dos provincias que manifestaron su negativa a la suscripción de la Ley 27.424 fue La Rioja y Entre Ríos.

Desde La Rioja explican que no lo harán por contar con un modelo propio de generación renovable distribuida.

En cuanto a Entre Ríos, en una nota exclusiva con este portalGustavo Schweickardt, asesor de la Secretaría de Energía provincial, esgrimió los motivos de la no adhesión.