El nuevo desarrollo virtual (www.pledu.com.ar), es una plataforma de educación enfocada principalmente hacia el aprendizaje de energías renovables, pero con espacio para otras temáticas afines. Jorge Chemes, uno de los especialistas de la plataforma, analizó en una entrevista para Energía Estratégica, las dificultades que se observan en el mercado para realizar correctamente las instalaciones de termotanques solares.

¿Qué necesidades presentan los usuarios de energía solar térmica?

Los usuarios de energía solar térmica son aquellos interesados en bajar el gasto económico de sus servicios para el calentamiento de agua, en otros casos son personas comprometidas con el cuidado del ambiente y también hay un gran sector que busca mejorar su condición de acceso a la energía, lograr mayor independencia, etc.

¿En qué aspectos de la instalación se debe mejorar?

Hay muchas cuestiones para mejorar, cada año se venden más colectores solares y este crecimiento no está acompañado de la formación técnica necesaria para su instalación. Se cometen muchos errores, desde algunos que provocan un mal funcionamiento (obstrucción de los circuitos primarios que impiden el efecto termosifón, sombras sobre las placas captoras, etc.) hasta otros que ponen en peligro a las personas, tanto que instalan (recordemos por ejemplo que se trabaja en altura) como las que utilizan la tecnología, hemos vistos equipos que han sido volados por el viento, grandes volúmenes de acumulación con tecnología all glass, que ante la rotura de un tubo, vaciarían una gran cantidad de agua pudiendo quemar a personar, animales, etc. La planificación energética debiera ser una política de estado consensuada con la sociedad, dentro de ella creemos importantes los procesos de formación para evitar instalaciones erróneas que hagan mala fama de ésta nueva tecnología en Argentina.

¿Hay inconvenientes para elegir el equipo adecuado a cada necesidad? ¿Cómo se trabaja este tema?

Debido a que en nuestro país está transcurriendo el proceso de formación de la cadena comercial para la energía solar térmica, existen roles como el del «proyectista» que muchas veces se mezcla con el del «comercializador». En esos casos vemos que se vende e instala tecnología que no responde a cuestiones técnicas, sino a razones comerciales, como la existencia de stock de un determinado equipo, el menor costo económico, etc. Creemos importante que con el tiempo se independicen estos roles. La participación del estado es una forma de trabajar estas cuestiones, es necesario que definamos políticas públicas que orienten el desarrollo de nuestras sociedades, e incluir allí dentro, toda la planificación energética asociada. Creemos que esta situación está poco desarrollada en nuestro país y que además debiera ser abordada desde los gobiernos municipales (con la mayor participación ciudadana posible) para contemplar las diferentes coyunturas regionales.

¿Falta información sobre las tecnologías que se importan y producen localmente?

Si, y este también es un punto clave. Para el dimensionamiento de sistemas solares, sobre todo de sistemas forzados, se necesita contar con información técnica de sus componentes, fundamentalmente de la placa captora a través de su curva de rendimiento. Pero también de calidad y durabilidad de la tecnología. Y lo consideramos clave porque es la forma de poder cuantificar certeramente cuanta energía producirán los sistemas, cuáles serán los verdaderos ahorros en emisiones de CO2 a la atmósfera, los períodos de amortización de las tecnologías, la posibilidad de comparar entre diferentes opciones de equipamiento, análisis costo beneficio etc. En Argentina tenemos algunas normativas al respecto como la IRAM 210002 (Métodos de ensayo para determinar el rendimiento térmico de los colectores solares con cubierta para el calentamiento de líquidos) y la IRAM 210004 (Sistemas de calentamiento de agua sanitaria. Métodos de ensayo exteriores para la caracterización y predicción del rendimiento anual de los sistemas solares). El faltante actual son laboratorios acreditados para realizar este tipo de ensayos. Está claro que no contaremos con este servicio de privados hasta que no sea una actividad económicamente rentable, reiteramos la preponderante participación estatal.

Sobre PLEDU

El nuevo desarrollo virtual, PLEDU (www.pledu.com.ar), es una plataforma de educación enfocada principalmente hacia el aprendizaje de energías renovables, pero con espacio para otras temáticas afines. PLEDU nuclea tres ejes de posibilidades:

Eje 1- Información técnica y cálculos: la plataforma cuenta con información técnica  y herramientas de cálculo por medio de las cuales hacer dimensionamiento e instalación de sistemas de energías renovables.

Eje 2- Foro: a través de ésta herramienta, diseñadores e instaladores de energía renovable podrán estar en contacto para intercambiar dudas y experiencias, permitiendo así, un aprendizaje colaborativo. También dispone de herramientas de consultas online, para la atención por ejemplo, de problemas en obra.

Eje 3- Cursos de capacitación on-line: desde este espacio complementamos las actuales capacitaciones presenciales en cursos a distancia  para poder llegar a personas de cualquier punto del país y dar otra alternativa para favorecer la formación en energías renovables.

La plataforma web está orientada a arquitectos, maestros mayor de obra, ingenieros, diseñadores de proyectos, gasistas, plomeros, electricistas, privados interesados en capacitarse sobre energías renovables, municipios, docentes universitarios y de tecnicaturas, etc.