El proyecto “Mecanismos y redes de transferencia de tecnología relacionada con el cambio climático en América Latina y el Caribe”, preparado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), fue aprobado por el Consejo del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés) el 11 de septiembre de 2014 y por el directorio del BID el 17 de diciembre del mismo año.

El objetivo del proyecto es promover el desarrollo y transferencia de tecnologías ambientalmente racionales (EST, por sus siglas en inglés) en países de América Latina y el Caribe (ALC), con el fin de contribuir a la meta final de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y la vulnerabilidad a los efectos del cambio climático (CC) en sectores específicos de la región.
La estrategia del proyecto es construir las capacidades nacionales para identificar, evaluar, desarrollar y transferir tecnologías ambientalmente racionales (EST por sus siglas en inglés) en la región.

A fin de alcanzar los objetivos de esta estrategia, el proyecto:

i) promoverá esfuerzos regionales de cooperación;

ii) apoyará los procesos de planificación y de determinación de políticas a nivel sectorial y nacional;

iii) servirá como plataforma para la demostración de políticas y de mecanismos que faciliten la implementación de tales tecnologías; y iv) movilizará recursos públicos y privados.

Términos de Referencia de la Convocatoria (DESCARGAR)

La presentación de propuestas se realizará por correo electrónico dirigido al Coordinador de Eficiencia Energética, Wilmar Suárez Solano [email protected] con copia a la Vicepresidenta Ejecutiva de Fundación Bariloche, Hilda Dubrovsky [email protected] y al coordinador de Energía Renovable, Renato Oña[email protected] .

El plazo máximo para el envío de las propuestas será el día 23 de septiembre de 2019 a las 22 horas de Argentina. (más información)

Sobre el proyecto

El proyecto conducirá a la determinación de marcos institucionales y mecanismos para el desarrollo y transferencia de ESTs para mitigación y adaptación del cambio climático, considerando y contribuyendo directamente al diseño de factores clave del Mecanismo de Transferencia de Tecnología, según lo acordado en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés).

El presente estudio va en línea con el compromiso de la República Argentina con la mitigación del cambio Climático firmada en el Acuerdo de Paris durante la COP21 y ratificada posteriormente mediante la “Ley Nacional 27270 Acuerdo de Paris” y desde entonces en todas las cumbres realizadas. Recientemente, el 28 de Junio 2019 en la cumbre del G20 realizada en Osaka, Japón, nuevamente Argentina ratificó su firme compromiso para con el Acuerdo de Paris, buscando el desarrollo de iniciativas bajas en carbono que permitan en el largo plazo lograr un desarrollo ambientalmente sostenible.

Bajo este escenario y acorde a las políticas nacionales, Mendoza cuenta con una Agencia de Cambio climático a nivel gubernamental, que busca promover el conocimiento comprensión para la adaptación al Cambio Climático, buscando apoyar iniciativas que conduzcan a un desarrollo sostenible de la Provincia.

Para contextualizar el estudio a realizar, se conoce que Mendoza, actualmente concentra el 15% de la producción de crudo y el 6% de gas de la Argentina, ha sufrido durante años problemas de desinversión en infraestructura de captación y transporte de gas.

Esta desinversión en el sector, ha causado que la producción hidrocarburífera se centre principalmente en la producción de petróleo, al punto de que el gas asociado a esta producción sea considerado un problema. De acuerdo a datos aportados por la Dirección de Hidrocarburos, operadoras locales declaran venteos promedio de 1 MMm3/día (con contenido de al menos un 85% de metano).

Dada la naturaleza de los yacimientos, en la mayoría de los casos no resulta factible la quema de este producto, incurriendo en emisiones directas de metano a la atmosfera.

Este gas tiene un Potencial de Calentamiento Global (GWP) de 28–36 veces mayor al de CO2.

Paradójicamente en la provincia de Mendoza, existe una gran problemática energética en las localidades de Uspallata, Polvaredas, Punta de Vacas, Penitentes, Puente de Inca y Las Cuevas.

Dichos poblados, están ubicados sobre Los Andes en alturas que rondan los 1800 y 3200 msnm, emplazados a la rivera del Rio Mendoza (principal río que alimenta la ciudad) y se estima que son habitados por más de 7000 personas.

Además, son de paso obligado para viajar a Chile a través del paso terrestre más importante entre ambos países, registrando un tránsito anual de 2,3MM personas, de las cuales 1,2MM cruzan a Chile.

Debido a que dichas localidades carecen de red de distribución de gas, presentan una fuerte dependencia en la energía eléctrica y en el gas envasado, con el agravante de tratarse de zonas cuyos perfiles de temperaturas se encuentran entre los más bajos del país.

Como consecuencia, se presenta un elevado consumo per cápita debido a la necesidad de calefacción, por ello estas localidades son beneficiarias de un subsidio provincial (aproximadamente del 30% del valor de la factura del usuario) por considerarse electrodependientes.

Actualmente el suministro de energía eléctrica presenta una restricción para incorporar nuevos usuarios, así como una deficiente calidad y confiabilidad en su prestación. Esto se traduce en numerosos cortes y bajos niveles de tensión, por lo que el correcto funcionamiento del sistema eléctrico se encuentra condicionado a la utilización de pequeños y antiguos generadores alimentados con gasoil, los cuales funcionan con muy baja eficiencia.