La Subsecretaría de Energía de Buenos Aires trabaja para impulsar la generación distribuida, pese a que el Poder Legislativo provincial aún no haya aprobado la adhesión a la Ley Nacional N° 27.424. Puntualmente, lo que buscan desde la entidad dependiente del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos es la reglamentación para dicho tipo de sistemas en el territorio bonaerense. 

“Si bien hay un proyecto en el Congreso provincial, trabajamos en la reglamentación ya que la intención es darle un contexto, desarrollo e impulso a esta pata de las energías renovables”, aseguró Corina Martínez Gaggero, coordinadora de gabinete de la Subsecretaría de Energía, durante un evento de CADER. 

¿Para cuando estaría? Si bien la especialista no dio fechas exactas, sí reconoció que buscan lanzarla “lo antes posible”, ya sea acompañada de la ley o simplemente con la regulación del organismo público, que tiene las competencias para dictarla. 

Cabe mencionar que a casi cuatro años de la promulgación de la normativa federal, y a más de cinco meses desde que la Honorable Cámara de Diputados de Buenos Aires diera media sanción a la adhesión, todavía se espera la decisión final por parte del Senado.

De todos modos, la provincia está en el segundo escalón a nivel nacional en materia de usuarios-generadores (165) y potencia instalada (978,04 kW) bajo este régimen, aunque no cuenta con los beneficios fiscales propuestos en la Ley N° 27.424.

Por otro lado, desde la Subsecretaría de Energía bonaerense continúan avanzando con el fomento a las energías renovables a través de diversos programas, entre ellos el PROINGED, bajo el cual ya hay 23 parques fotovoltaicos operativos (7,7 MW de capacidad instalada) y durante este año se preveía inaugurar otros tres [Mechongué-General Alvarado (300 kWp), Cazón-Saladillo (300 kWp) y Pirovano-Bolívar (300 kWp)]. 

Justamente la semana pasada comenzaron las obras para la instalación de la planta solar en la primera localidad mencionada, donde se estima una generación promedio anual de 506 MWh, equivalente al consumo promedio de 240 hogares.

A ello se le debe agregar que el organismo público piensa en financiamiento a partir de “algunas líneas de sustentabilidad para trabajar y desarrollar con mayor potencia toda la GD”, según informó la propia Corina Martinez Gaggero. 

“También vamos codo a codo con el Ministerio de Desarrollo Agrario, en particular haciendo proyectos de instalación de bombas solares, boyeros y luminaria solar para pequeños productores que no están conectados a la red o están en puntas de línea”, añadió a modo de cierre.