Según lo hicieron explícito en las audiencias miembros del Comité Ejecutivo de la Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas (FACE) el planteo apunta a promover centrales de hasta 1 MW de potencia. Es que por cuestiones de escala aseguran que no pueden competir en subastas.

“En principio se apunta a proyectos menores a 1 MW, excluidos del plan RenovAr y otros proyectos de más capacidad pero relacionados con cogeneración”, precisaron a este medio.

También en las reuniones se trató sobre la obligatoriedad que establece la Ley 27.191 a los grandes usuarios de energía eléctrica de utilizar un 8 por ciento de energías renovables.

“La medida de alguna manera pasó de ser preocupante para el sector, dado que significaba un costo extra a sus gastos ordinarios, a interesante. Es que la depreciación de la energía renovable es tal que pasa a ser más barata que la que ya venían contratando Grandes Usuarios”, destacaron.

En tanto, valoraron que “esta obligatoriedad despierta el entusiasmo de proveedores locales deseosos en abastecer el 8 por ciento que requieren estos consumidores eléctricos, en su mayoría conformados por empresas e industrias”.

De la última reunión realizada en diciembre participaron empresas locales, técnicos, cooperativas eléctricas, funcionarios los Ministerios de Energía y Producción, agentes del proyecto PROBIOMASA, autoridades de importantes cámaras como Cámara Argentina de Energías Renovables, CIPIBIC y entidades financieras como Nación Fideicomisos S.A., empresa integrante del Grupo Nación.

La reunión llevada adelante a partir de la decisión del Concejo de Administración de FACE, presidido por José Álvarez, el Presidente de la Comisión de Política Energética, Ing. Ricardo Airasca, además de Omar Zorzenon, Coordinador de dicha Comisión.

“El planteo que llevaron a la reunión es la necesidad de que se instrumente un plan que permita a las PyMEs, ya sea a modo de cooperativas o de manera individual, el desarrollo de proyectos de energías renovables integrando producción propia”, precisaron en FACE.

Y en este sentido, puntualizaron que la propuesta requiere “avanzar, no sobre una licitación PyME, sino sobre un programa permanente de acceso a los beneficios impositivos de la Ley 27.191”.

“Lo que busca el sector PyME es generar un flujo donde se compre y se venda energía renovable, evitando la comercialización. Hoy te conviene mandar la energía al mercado y por otro lado comprar a tu proveedor normal eventual. No es conveniente autogenerar la energía sino comprarle a CAMMESA”, señala el miembro de FACE.

“Enfrentar la obligatoriedad del consumo del 8 por ciento mediante autogeneración con energía eólica o solar, no es conveniente por su intermitencia; no aseguran un respaldo en la generación, por eso creemos que el apoyo de las provincias de Misiones, Corrientes y Formosa en proyectos del recurso biomasa es más que interesante”, señalaron al Gobierno.

Y ampliaron que “dado que estas energías generan electricidad sólo en presencia del brío del viento o de la radiación solar, para que un Gran Usuario pueda asegurarse el cupo de consumo tiene que colocar potencias que como mínimo le permitan generar el volumen obligado”.

“La iniciativa, sin bien nace desde el cooperativismo eléctricos involucra a la totalidad del espectro necesario para lograr la participación pyme en esta fuerte decisión política del gobierno nacional, con la cual se coincide”, concluyeron.