Tal como ocurrió con la industria del Biodiesel, hoy una de las más importantes a nivel mundial, la producción de bioetanol empezó a cobrar protagonismo gracias a los estímulos estatales, al punto que en la actualidad hay producción disponible para cortar más de un 12 por ciento cada litro de nafta súper y Premium.

Ya ingresando en la nueva década se pusieron en marcha plantas que elaboran el biocombustible a partir de maíz, principalmente en Córdoba y San Luis, segmento que en la actualidad representa más del 60 por ciento de la obtención de etanol, superando al de caña de azúcar, que tiene más historia en nuestro país.

En este contexto es que se empezó entrever la posibilidad de llevar el corte obligatorio al 12 por ciento, luego de los planteos del sector empresario de operar con capacidad ociosa.

Hugo Caldini, Coordinador del Programa de Calidad de Combustibles de la Secretaría de Energía, confirmó a surtidores.com.ar que “se está estudiando esta medida pero tenemos que estar seguros de que no va a haber problemas con el parque automotor”.

Desde la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), organismo que agrupa a once de las terminales automotrices más importantes que fabrican automóviles, avanzaron en la investigación, encontrando que ante un mayor uso de bioetanol podrían producirse inconvenientes mecánicos en los vehículos.

La Subsecretaría de Combustibles de la Secretaría de Energía solicitó a esta institución que brinde mayores precisiones sobre el proceso de realización de las pruebas, a los fines de evaluar soluciones para lograr un aumento de la participación del combustible ecológico. Todavía ADEFA no aportó los datos y el tema permanece en stand by.

Fuente: Surtidores.com.ar