El gobierno de México sigue enfocado en desarrollar y potenciar la generación distribuida en el país. Incluso diversas autoridades ya plantearon que con la reforma constitucional energética propuesta por López Obrador no se planea modificar o perjudicar a dicho segmento, a modo de despejar las dudas que giran en torno a la medida que se debatirá en el Congreso.

Ahora, la novedad pasa por el hecho que desde la Secretaría de Economía se manifestó la idea de impulsar a ese tipo de sistemas fotovoltaicos a partir de la creación y utilización de componentes locales. 

La generación distribuida tiene un gran potencial y se tiene que hacer algo con ello. Y creo que en ese segmento podemos empezar con pilotos y promover el contenido nacional de manera responsable”, señaló Marcos Santiago Ávalos Bracho, Jefe de la Unidad de Contenido Nacional y Fomento de Cadenas Productivas e Inversión en el Sector Energético de la Secretaría de Economía, durante el evento Solar Power México.

Y agregó: “Desde el punto de vista de política industrial interesa avanzar un poco más y darle la oportunidad a empresas mexicanas, como por ejemplo para un módulo fotovoltaico”.

¿Cuál es el objetivo? El funcionario reconoció que se desea generar una “proveeduría mexicana” a mediano plazo y que “es momento de plantear las bases y la regulación correspondiente para avanzar e impulsar esta industria local”. 

“Desde Economía pensamos en generación distribuida en particular, podemos incentivar este contenido nacional. Y lo estamos tratando y platicando con aquellos actores que hacen proyectos, como la Comisión Federal de Electricidad y privados, para generar una cadena de valor”, explicó Ávalos Bracho. 

“Hay que ver dónde tenemos ventajas y trabajarlas. Y sé que una de ellas pasa por contenido nacional”, amplió. 

Cabe recordar que la generación distribuida creció 246 MW durante el primer semestre de 2021 y de ese modo la potencia total acumulada en sistemas con capacidad menor a 0.5 MW asciende a 1,797.10 MW, según el último reporte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Además el PRODESEN contempla un panorama de crecimiento exponencial hacia el 2035, donde la GD podría alcanzar entre 9.179 MW y 13.869 MW de capacidad instalada en el Sistema Eléctrico Nacional, y por ende la tendría una participación entre un 13% y un 19% en la matriz energética hacia dicho año.