La firma SOenergy International tiene base en Miami, operaciones en más de 30 países  y negocios en nuestro país en el área de la generación térmica. Resultó adjudicada con dos centrales a través de la Resolución 21, para las cuales desembolsó 140 millones de dólares.

En 2016, aprovechando el plan de subastas nacionales, buscó desembarcar en la industria de las energías renovables. Así fue que se presentó bajo la Sociedad Específica Enerlimp S.A con una propuesta de inversión para construir una central fotovoltaica de 35 MW en la localidad de Media Agua, provincia de San Juan.

En su oferta económica planteó cobrar por la energía inyectada al sistema 53 USD/MWh, lo que le permitió superar a los competidores que también jugaron en esta ciudad con gran radiación solar, ubicada sobre la región centro-sur de la provincia, próxima al oasis agrícola del valle del Tulúm.

A pesar del entusiasmo inicial, Enerlimp incumplió varios de los hitos intermedios que establece el pliego de licitación para demostrar avances en la construcción de la planta solar.

Tras sostenidas demoras, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) procedió a iniciar el proceso de rescisión del contrato, tal como anticipó en exclusiva Energía Estratégica. Esta medida se tomó en julio pasado.

Finalizados los 60 días reglamentarios que establece el pliego para ampliar la garantía que reflotaría el emprendimiento, Cammesa procedió a la recisión definitiva del contrato. Así confirmaron fuentes oficiales y de la compañía.

La nota formal se entregó a SOenergy el miércoles 19 de septiembre, un día después de la fecha límite para presentar la documentación solicitada.

Consultado por Energía Estratégica, Mauricio Uribe, presidente de SOenergy International en Argentina, señaló que no descarta continuar con el proyecto solar, a pesar de la notificación oficial.

“Estamos viendo con los abogados qué se puede hacer. Nuestra intención es insistir con la presentación de la garantía para reflotar el contrato”, explicó.

En este sentido, el ejecutivo amplió: “consideramos que todavía hay una oportunidad; presentamos una garantía proforma que muestra cómo va a quedar la definitiva mientras la aseguradora termina de hacer el análisis de la solicitud”.

A pesar que el proyecto lleva dos años desde su gestación, Uribe apuntó complicaciones para construir la central como consecuencia de la inestabilidad de la macroeconomía.

“Las condiciones de Argentina no son las de hace un año y medio; conseguir financiamiento no es fácil, aunque creemos que esta situación es temporal”, cuestionó.

Siguiendo la idea, el directivo sintetizó: “Presentamos el martes un paquete complejo de información que sustenta que la póliza está en el proceso de emisión”.

Así las cosas, si no hubiera cambios, la capacidad de transporte de la línea de alta tensión que quedará nuevamente disponible para concretar otro parque solar por medio de una nueva subasta o directamente a través del Mercado a Término (MATER).

Un eólico con los días contados

El “Parque Eólico Viento Reta”, a cargo de la empresa Sinohydro, también debe presentar avales antes del lunes 24 de septiembre para recuperar el contrato de la granja eólica de 100 MW prevista para instalar en la Provincia de Buenos Aires.

Fuentes cercanas a la empresa aseguran que están acelerando tratativas para evitar que se caiga el emprendimiento, tras asociarse con dos firmas chinas: Energy China, una de las compañías energéticas líderes del gigante asiático, y del fondo LAT. Sin embargo, el tiempo apremia: queda apenas un día hábil de plazo (lunes).

Contratos Ronda 2

La noticia es seguida de cerca y preocupa a otras firmas demoradas de la Ronda 1.5 del Programa RenovAr. También a los 34 proyectos de energías renovables adjudicados en la “Ronda 2” – lanzada en 2017 – que todavía no firmaron sus respectivos contratos.

A través de la Resolución 64, publicada el 7 de agosto, la cartera de energía prorrogó por 45 días hábiles el proceso para así dar tiempo a las empresas a estructurar el financiamiento.

En tanto, los proyectos adjudicados en la Fase 1 de la Ronda 2 tienen tiempo hasta principios de octubre para obtener el contrato, mientras que los de la Fase 2 hasta fines de ese mes.

Más de 200 centrales en carpeta

Desde 2016, fueron adjudicados 157 centrales de energías limpias en el marco del Programa RenovAr y la Resolución 202. A éstos se suman 44 proyectos con prioridad de despacho asignada en el Mercado a Término  (MATER). En total, representan 6046,948 MW de potencia.