¿Qué opina sobre el Decreto Reglamentario de la Ley Nacional?

La Ley Nacional Nº 27.424, de noviembre de 2018, así como su ANEXO, deja sin efecto las autoridades de aplicación naturales (siempre respecto del Régimen de Fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable Integrada  a la Red Eléctrica Pública) que establece el Decreto Provincial Nº 4315/16, en sus ARTICULOS 3º y 4º.

Enfatizo en la palabra natural sobre los roles de la Secretaría de Energía y el Ente Regulador Provinciales, puesto que la primera es la responsable de establecer las Políticas Energéticas direccionadas, de acuerdo a lo explicado en la primera pregunta, no solo a los usuarios residenciales y/o comerciales, sino al sector productivo. Lo mismo ocurre, por las mismas razones y fundamentos, con el segundo.

El decreto sobre la Ley Nacional Nº 27.424, establece en su ARTÍCULO 2º: “Desígnase como Autoridad de Aplicación de la Ley N° 27.424 y su modificatoria a la Secretaría de Gobierno de Energía con dependencia del Ministerio de Hacienda, quedando facultada para dictar las normas aclaratorias y complementarias de la reglamentación aprobada por el ARTÍCULO 1º de la presente medida”.

En su ANEXO, la misma autoridad de aplicación reglamenta lo que resulta competencia específica del Reglamento de Condiciones ANEXO al Decreto Provincial, neutralizando los roles de la Secretaría de Energía y del Ente Regulador Provinciales, en lo que al Paradigma GD/Micro-GD desde Fuentes Primarias de Energía Renovable se refiere.

Y aquí vemos el inconveniente.

¿Entonces no pretenden adherir a ley nacional?

Desde lo dicho, es imposible adherir a esta Ley Nacional, de modo que se procura la aprobación de una Ley Provincial de Generación Distribuida.

Lea también: «Villalonga se reunió con funcionarios de Entre Ríos para pedirles adhesión a la ley de generación distribuida»

¿Qué tipo de trabajos está realizando el equipo bajo su Dirección respecto al desarrollo de la Ley de Generación Distribuida provincial?

A efectos de contextualizar la propuesta de una Ley Provincial de Generación Distribuida, sustentada en fuentes primarias de energía renovable para Entre Ríos, considero pertinente hacer una breve reseña, que contribuya a la síntesis del enfoque sobre el que venimos trabajando con la Secretaría de Energía de la Provincia, todos los Sectores de la empresa ENERSA S.A, las Cooperativas de Distribución Eléctrica (18), y el Ente Regulador Provincial.

El análisis realizado, resulta de un convenio celebrado entre la Secretaría de Energía de la Provincia y la Universidad Tecnológica Nacional, Facultad Regional Concepción del Uruguay, cuyo objeto fue proporcionar recomendaciones técnicas, económicas y regulatorias para la confección de un marco regulatorio que contemple la generación y micro-generación distribuida desde fuentes primarias renovables, con la posibilidad de inyección de excedentes a la red.

Se mantienen las acepciones provenientes del estado del arte, en los términos generación distribuida para los emplazamientos de plantas de generación en media tensión, y micro-generación distribuida para los emplazamientos de generación de pequeña escala, en baja tensión (a nivel usuario final).

El grupo de investigación sobre Economía Computacional de Regulación de Redes y Energías Renovables (CONICET-UTN CdU) bajo mi dirección, es quien se encargó de llevar adelante la investigación, razón por la cual fui designado, en tal Convenio, como Director.

El primer contacto que mantuvimos con la Secretaría de Energía de la Provincia de Entre Ríos data de fines del año 2016, donde se me convocó en carácter de asesor sobre esta temática.

Para ese entonces, existía un decreto provincial, firmado por el actual señor Gobernador de la Provincia de Entre Ríos, Nº 4315/16 MPlyS­Microgeneración, sustentado por El Artículo 83 de la Constitución de la Provincia y la Ley Nacional Nº 26.190, con las modificaciones de la Ley Nacional Nº 27.191, las cuales establecían el «Régimen de Fomento Nacional para el uso de Fuentes Renovables de Energía Destinada a la Producción de Energía Eléctrica».

Este Decreto Provincial, reconoce en su introducción que la Leyes Nacionales Nº 26.190 y Nº 27.191 tienen como objeto el fomento del uso de fuentes primarias de energía renovable, destinadas a la producción de energía eléctrica, así como también sus consecuencias favorables, ya que implica:

  1. una mayor diversificación de la Matriz Energética Nacional,
  2. la expansión de la Potencia Instalada en el Corto Plazo,
  3. la Reducción de Costos de Generación de Energía,
  4. la Previsibilidad de Precios (de Energía/Potencia) a Mediano y Largo Plazo, y
  5. la contribución a la Mitigación del Cambio Climático, generando condiciones para la Seguridad del Abastecimiento de Energía Eléctrica.

Por último, el Decreto Provincial, toma también en cuenta que, por Decreto Nº 531/2016 del señor Presidente de la Nación, se reglamentó el Régimen de Fomento Nacional para el Uso de Fuentes Renovables de Energía destinada a la Producción de Energía Eléctrica.

El Decreto Provincial establece en sus ARTICULOS 2º, 3º y 4º:

ARTICULO 2º: Apruébase el Reglamento de Condiciones para que las Pequeñas Generaciones puedan incorporarse a la Red Eléctrica de Distribución en Baja Tensión (Micro-GD) e Inyectar sus Excedentes.

ARTICULO 3º: Desígnase a la SECRETARIA DE ENERGÍA DE LA GOBERNACION, como Autoridad de Aplicación para la Promoción y Fomento de la Instalación y uso de Pequeñas Generaciones de Energía Eléctrica a partir de Fuentes Renovables y Sustentables.

ARTICULO 4°: Desígnase al ENTE PROVINCIAL REGULADOR DE LA ENERGÍA como Autoridad de Aplicación para emitir y actualizar la normativa técnico-regulatoria que complemente el Reglamento de Condiciones, en función de experiencias y/o avances tecnológicos. Deberá también resolver cualquier cuestión o situación no prevista expresamente.

En esta circunstancia, puede entenderse una clara adhesión del Decreto Provincial (Nº 4315/16) a la esencia de las Leyes Nacionales referidas (Nº 26.190, con las modificaciones introducidas por la Ley Nacional Nº 27.191).

No obstante, todo Sistema de Distribución de Energía eléctrica, más allá de ciertos estándares generales (refiriéndose a nuestro país), tiene sus características propias. En cualquiera de los aspectos mencionados más arriba (técnicos, económicos y regulatorios). Entre Ríos no es la excepción, presentando particularidades aún dentro de sus departamentos.

Cabe destacar que el reglamento de condiciones mencionado, capta estas características.

Por tal motivo, el Convenio Celebrado entre la Secretaría de Energía de la Provincia y la Universidad Tecnológica Nacional, Concepción del Uruguay, implicaba, primero, un exhaustivo análisis de las experiencias internacionales respecto de este nuevo Paradigma de Generación/Micro-Generación Distribuida.

Segundo, identificar los Impactos que la Penetración masiva de Micro-Generación Distribuida, con posibilidad de Inyección de Excedentes, puede tener sobre el Sistema de Redes de Distribución (fundamentalmente en Baja Tensión).

Tercero, realizar simulaciones en tal sentido, orientadas a las características propias de los Sistemas de Distribución de la Provincia.

Y cuarto, realizar las recomendaciones pertinentes a las autoridades de aplicación mencionadas en el ARTÍCULO 3º y el ARTÍCULO 4º del Decreto Provincial, en el ámbito de sus incumbencias.

Con ello se procuró, fundamentalmente, brindar la adecuada fundamentación Teórico/Metodológica al Reglamento de Condiciones (mencionado en el ARTICULO 2º del Decreto Provincial, y que lo integra como anexo), para que las Pequeñas Generaciones puedan incorporarse a la Red Eléctrica de Distribución en Baja Tensión (Micro-GD) e Inyectar sus Excedentes.

En un estudio de más de 3.500 páginas, fueron analizados los aspectos mencionados. Por caso:

1) Perfil de Tensiones (Calidad del Producto Técnico) → Redes de BT con Topología Radial.

2) Regulación de Tensión.

3) Contenido Armónico (Calidad del Producto Técnico).

4) Pérdidas.

5) Nivel de Cortocircuito.

6) Tipo y Coordinación de Protecciones (Calidad del Servicio Técnico) → Redes de BT con Topología Radial.

7) Modelos de Confiabilidad (Calidad del Servicio Técnico) → Redes de BT con Topología Radial.

7) Desbalance de Fases.

9) Grado de Penetración de la Micro-GD.

10) Inteligencia Óptima (Grado “Smart-Grid”).

11) Análisis de Funcionamiento.

Estos puntos suponen modificaciones sobre las herramientas de análisis de funcionamiento clásicas aplicables a los sistemas de potencia –distribución-, tales como: flujo de potencia trifásico desbalanceado incorporando conexión y desconexión de los sistemas de auto-generación, regulación de tensión, confiabilidad, análisis de contingencias, análisis de cortocircuito y estimación de estados, considerando que la red incorpora un grado de inteligencia (Smart-Grid), cuyo nivel debe ser determinado bajo operación radial, optimizando las inversiones que la empresa distribuidora debe recuperar a través de una tarifa, y sin distorsiones en términos de los subsidios entre diferentes categorías o segmentos de usuarios.

Lea también: «Funcionarios y académicos protagonizarán un seminario acerca de la reglamentación de la ley de Generación Renovable Distribuida»

Fundamentalmente, se analizó el tipo de Subsidio Distorsivo que puede presentarse en los Cargos de Acceso a la Red (Costo Propio de Distribución –VAD-), que deben sufragar usuarios cuya racionalidad económica es muy diferente, representada en buena medida por el concepto denominado Utilidad Marginal del Ingreso (UMgI).

Esta indica la importancia que cada usuario proporciona a la última unidad monetaria que conforma su ingreso. De modo que una UMgI muy pequeña, es asociada a un usuario de elevados recursos, y una UMgI muy grande, es asociada a un usuario de pequeños recursos.

Es razonable suponer que quienes podrían acceder, tomando como tecnología más utilizada, a micro-generadores basados en paneles solares fotovoltaicos, tendrían una UMgI pequeña, mientras que los usuarios cautivos, tendrían una UMgI elevada. Debe evitarse que todo incremento en el Costo Propio de Distribución, debido a las inversiones que los sistemas de redes requieran para operar de manera estable y dentro de sus parámetros de calidad, suponga una asignación de los costos propios de distribución tal que los usuarios cautivos subsidien parte del mismo a los usuarios Micro-Generadores.

Este es un problema Económico-Regulatorio que, conjuntamente con la definición de las categorías de usuarios, dependen fuertemente del Sistema de Distribución analizado.

Y del conjunto de estudios sintéticamente mencionados, surgirán los parámetros a controlar regulatoriamente.

De manera que, aun adhiriendo a las Leyes Nacionales Referidas, con la guía de Decreto Provincial, y el establecimiento, muy adecuado por cierto, de las autoridades de aplicación según sus ARTICULOS 3º y 4º, un estudio meticuloso de estas características debe ser realizado para cada Sistema de Distribución.

Hasta aquí, no existen conflictos respecto de las Leyes Nacionales referidas.

Gustavo Schweickardt, Doctor en Ingeniería y Economía Energética y asesor de la Secretaría de Energía de Entre Ríos.

¿Hay interés por parte de los usuarios en inyectar energía limpia a la red?

Existe un gran interés por parte de los usuarios de instalar equipos Micro-Generadores.

La tendencia, en nuestro país y por razones de coyuntura (tipo de cambio –dólar/peso-, escasa penetración de la tecnología, por caso más general, solar fotovoltaica en el mercado, pero con posibilidad de aumentar), es incierta en términos de la Inyección de excedentes.

Hay otros factores, por ejemplo la denominada paridad de red, situación en la cual el denominado costo nivelado de la electricidad de un sistema micro-generador fotovoltaico, [$/kwh], resulta igual o inferior al precio de compra de energía, [$kwh], a la red. Esta condición puede incentivar la Inyección de excedentes.

Pero el auto-consumo, tendencia observable internacionalmente en los países más desarrollados, es perfectamente compatible con la diversificación en la matriz energética vinculada al sector de abastecimiento eléctrico, puesto que propende a una sustitución de energías primarias fósiles por energías primarias renovables y no carbónicas.