¿Qué principales características tiene el Programa de Dirección de Proyectos de Energías Renovables?

Es una capacitación multidisciplinaria donde ofrecemos contenido sobre aspectos tecnológicos, explicando cómo son las tecnologías y los métodos de cálculo; también abordamos aspectos económicos y financieros, explicando cómo se arma un plan de negocios; y, finalmente, complementamos estos contenidos con los aspectos legales y regulatorios que posibilitan el desarrollo de este tipo de proyectos.

¿Cuál sería el perfil de los participantes?

Profesionales interesados en el sector. Desde abogados o especialistas ambientales hasta técnicos e ingenieros que deseen especializarse.

¿Qué asignatura destaca con mayor interés para los asistentes?

«Plan de Negocios», que es central para la cursada y se mantiene desde que diseñamos el programa. Esta fomenta el aprendizaje porque los participantes aplican lo que se les enseñó en clases teóricas, en una dinámica grupal que estimula esta asignatura.

De allí, la interacción en el campus virtual cobra relevancia porque es donde ofrecemos soporte a las consultas de los diferentes grupos para desarrollar su propio plan de negocios.

Hay que recordar que el programa se desarrolla del 27 de agosto al 6 de noviembre, todos los lunes y martes de 9 a 17:30 en forma presencial, y es en los días restantes donde a los equipos o a cada participante se le plantean dudas que podemos resolver a distancia.

¿Qué proyectos han surgido a partir de esta asignatura?

Surgen ideas de negocios muy variados. Puede surgir desde un proyecto de biomasa en la provincia de Córdoba, hasta Apps que juntan a actores del sector renovable en distintas plataformas digitales. Y creo que esta variedad enriquece mucho al programa.

Lea también «Cuenta regresiva para la 7ma edición de la Dirección de Proyectos de Energías Renovables: participarán funcionarios y empresarios de primer nivel»

¿Qué expectativas tienen para este año?

Será un año distinto a los demás.

Claramente el año 2016 era diferente, fue la primer camada bajo la nueva Ley. Aquella ley se aprobó mientras se estaba cursando el Programa en el 2015 y entre los profesionales invitados a exponer estuvo Juan José Aranguren, él asistió para el cierre académico dos días antes de las elecciones, por lo que claramente el año que le seguía iba a tener cambios en contenidos del programa y del enfoque del plan de negocios.

Creo que este año va a ser también un punto de inflexión porque vamos a poder traspasar el primer aprendizaje de proyectos realmente realizados.

Muchos proyectos ya pasaron por la etapa de construcción y acumularon experiencias en el sector y creo que esto va a ser el punto más diferenciador para sacarle provecho al programa.

Invitaron a una conferencia el pasado viernes para visibilizar perspectivas del mercado, ¿cuál es tu balance del encuentro?

Tuvimos una buena convocatoria. Organizamos este tipo de panel desde hace muchos años acompañando el programa de energías renovables que lanzamos en 2012 y siempre la participación es muy elevada, más que nada en los últimos años cuando vimos que el sector entró en marcha fuertemente.

¿Qué te parecieron las dudas que surgieron y la variedad de participantes que se convocaron a la conferencia?

Fue un reflejo del programa. Apuntamos a profesionales en diferentes puestos dentro de una empresa y las preguntas que surgieron fueron legales, medioambientales, técnicas muy detallistas y muy genéricas.

Vale resaltar que este tipo de conferencias y programas académicos atraen mucho la participación de las provincias. Siempre hemos tenido interés de entes provinciales y empresas radicadas en el interior, y esto enriquece al programa.