La presidenta Cristina Fernández insistió en defender esta noche el proyecto de ley de hidrocarburos al señalar que «no genera distorsión en los impuestos» entre las distintas provincias.

La jefa del Estado reclamó movilizar el ahorro interno «porque hay mucho ahorro interno en el país, para poder llevar adelante proyectos como los YPF«.

La Presidenta, que habló durante el acto por el 160 aniversario de la Bolsa de Comercio, le reclamó a su titular, Adelmo Gabbi, que «se bajen los costos de intermediación» en el mercado de capitales.

Además, Cristina reclamó esta noche a los empresarios que criticaron las reformas a la ley de Abastecimiento que «nos digan cuáles son los artículos, cuáles son lasa normas, para poder cambiarlas«, pero que «decir que todo está mal, nos lleva a una falta de discusión que no es buena«.

La mandataria aseguró que no estaba «enojada para nada» con los cuestionamientos, pero pidió que «no se asuste» a la gente con iniciativas que «se aplican en todo el mundo«.

Asimismo, la presidenta admitió hoy que si no se hubiera perdido el autoabastecimiento de energía en los últimos años se hubieran importado «25.600 millones de dólares menos«.

En su discurso valoró la expropiación de las acciones de Repsol en YPF que permitió recuperar «la soberanía energética«.

Al respecto, precisó que por la caída de la producción local de hidrocarburos hubo una alteración en la balanza comercial del sector, que de haberse evitado habría representado un ahorro de 25.600 millones de dólares.

En otro segmento de su alocución, acusó a la oposición de querer «derogar» dos normas de la denominada Ley Antiterrorista lo que, dijo, «impactaría de lleno en el mercado de capitales y en toda la economía«.

La Presidenta evitó referirse al error en el que incurrió días atrás cuando habló de la aplicación de la Ley Antiterrorista pero citó el texto de otra norma para sancionar a la firma Donnelley, y sólo señaló que «no tienen nada que ver«.

No obstante, defendió las leyes 26.733 y 26.734 porque «nos va a permitir como miembros integrantes del GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional), salir de la lista de observaciones», tras lo cual afirmó que esas normas «son las que quiere derogar algún sector de la oposición«, lo que dijo, «impactaría de lleno en el mercado de capitales y en toda la economía«.

También Cristina Fernández afirmó que el proyecto de ley de cambio de domicilio de pago de los bonos reestructurados «genera los instrumentos para cumplir con nuestra voluntad de pago«.