La Palca y más de 20 proyectos hidroeléctricos de gran potencial que el Gobierno analiza desarrollar

Este miércoles se firmó el contrato para el «Estudio de Aprovechamiento Hidroeléctrico del Río de La Palca, en el departamento de Iglesia, Provincia de San Juan” de 30 MW. La rúbrica fue protagonizada por funcionarios de la Secretaría de Energía Eléctrica, autoridades del Gobierno de San Juan, y la Unión Transitoria de Empresas (UTE) integrada por el […]

Este miércoles se firmó el contrato para el «Estudio de Aprovechamiento Hidroeléctrico del Río de La Palca, en el departamento de Iglesia, Provincia de San Juan” de 30 MW.

La rúbrica fue protagonizada por funcionarios de la Secretaría de Energía Eléctrica, autoridades del Gobierno de San Juan, y la Unión Transitoria de Empresas (UTE) integrada por el Estudio y Servicios Ambientales S.R.L., Hidroestructuras S.A. y el Fundacion Universidad Nacional de San Juan (FUUNSAJ), quienes llevarán a cabo el estudio de factibilidad técnica. El monto de inversión para este proceso es de 8.798.343 pesos y es otorgado por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

En diálogo con energiaestrategica.com, Luís María Calvo, titular de Hidroestructuras S.A., declara que comenzarán “cuanto antes los trabajos” dado que, según el contrato, en 9 meses tendrán que estar finalizados estos estudios que afirmen que el proyecto es factible de llevarse a cabo.

Por su parte, Carlos Mascimo, Coordinador Técnico de la Unidad Ejecutora del Programa (UEP) del Ministerio de Energía de la Nación cuenta, en contacto con este medio, que estos estudios vienen a actualizar viejas evaluaciones realizadas décadas atrás por la empresa Agua y Energía e Hidronor.

El funcionario explica que dentro de estos nuevos exámenes priman cuestiones vinculadas al medioambiente. Señala que al igual que el aprovechamiento hidroeléctrico La Palca existen en carpeta otros 22 proyectos distintos puntos del país con perspectivas de desarrollo y que sobre todos ellos se está aplicando una exhaustiva política frente al medioambiente.

Podemos poner como ejemplo el caso de Zanja del Tigre que según viejos estudios podían montarse 500 MW pero con una actualización dado a nuevos factores ambientales a nivel de la parte técnica resolvimos poder instalar 100 MW”, ilustra Mascimo.

Sobre La Palca

La Palca es un río que está en el departamento de Iglesia y que nace en la zona del Valle del Cura. Su longitud es de unos 40 kilómetros de largo y desemboca en el río Blanco. El río Blanco se ubica de norte a sur y desemboca en río Jáchal. Esta cuenca se denomina Norte y es donde se ubica el dique Cuesta del Viento.

Se estima que al emprendimiento hidroeléctrico se le podrían instalar 30 MW de potencia instalada, electricidad provechosa para conectar a las localidades de El Chinguillo y Maliman y también a emprendimientos mineros.

12 Comentarios

  1. Rolo

    Hay que tener en cuenta el cambio reciente de los caudales de los cauces debido al cambio climatico, especialmente en la region cuyo con disminuciónes importantes.
    Ya no sirve tomar el caudal historico del rio.
    Prueba de esto es la central caracoles que produce por debajo del 10% de lo previsto, incluso a estado mas de un año sin turbinar.
    Guillermo Malinow habia presentado estudios sobre estas variaciones.

    Responder
  2. mario alberto junger

    Buenos Dias.

    Querria saber si esta totalmente «abortado» o entrara en estudio, Parana Medio, «CORPUS».
    Sds, atte

    Ing. Mario Junger

    Responder
  3. Eduardo

    Rolo tiene toda la razon. El cambio climático alteró los regímenes de lluvias en una forma muy poco predecible y la alteración sigue avanzando.La variacion de caudales se observa en toda la Patagonia, por ejemplo. Ya no es calcular la media y la desviacion estandard, porque cambió la alimentación de los rios, tanto por lluvias como nivológica.

    Responder
  4. Luis Marcelo Cardinali

    Estimado Rolo: no hay series lo suficientemente extensas para establecer tendencias seculares y de esta manera conocer comportamiento futuro de los volúmenes de mediano plazo, necesarios para una evaluación hidroenergetica, especialmente en embalses de acumulación. Si bien es cierto lo de la disminución actual de caudales, no puede afirmarse que esa tendencia se acentúe a futuro. He tenido intercambio de opiniones con el amigo Guillermo Malinow al respecto. En lo personal creo que hay que ser cautelosos, dado que es muy poco lo que se conoce acerca del clima, a pesar de que nos quieran hacer creer lo contrario. De todas maneras, estas obras trascienden a la generación de energía, importando tanto o más el uso del agua para otros menesteres. Es un oasis en medio de un desierto. Saludos.

    Responder
  5. Rolo

    Hola Eduardo.
    Mas allá de las series estan los modelos -IPCC recuerdo- que predicen exactamente lo mismo que esta pasando en la actualidad. Disminución en cuyo y, por el contrario, aumento de lluvias en la zona pampeana. De hecho ya sabemos los estragos que esta causando en esta region.

    Responder
  6. Rolo

    Perdon, contestaba a Luis, no a Eduardo como puse.

    Responder
  7. Luis Marcelo Cardinali

    Rolo: no negué lo que sucede, que en los términos del modelado responden a las estimaciones en el corto plazo, pues los modelos vienen siendo corregidos periódicamente en sus «predicciones» para acompañar la realidad, sino que dije que no hay garantías de que los resultados de esos mismos modelos para los escenarios a más largo plazo (décadas para adelante) tengan el grado de certidumbre que se le atribuyen. Repito…se conoce del clima mucho menos de lo que se quiere hacer creer, especialmente porque las series de datos climáticos directos son en general cortas, y las construcciones del pasado a través de «proxies climáticos» (indicadores indirectos) tienen importantes bandas de incertidumbre, además de estar sumergidas en debates acerca de su representatividad estadística (recordar climagate del 2009). Tenga en cuenta que estas construcciones, en conexión con las estimaciones de CO2 atmosféricas, forman parte del nudo de las predicciones IPCC. En el estado actual de la ciencia, ya no hay una postura única en relación a estos temas…estamos como los físicos a finales del siglo XIX, donde no se podía lograr teorías consistentes para explicar ciertos fenómenos. Ojalá surja un Albert Einstein. Por el momento, mucho ruido, y sobre todo…mucha política e intereses económicos. Saludos cordiales.

    Responder
  8. rogelio solarino

    Cuando las cuencas son chicas, es un riesgo la obra hidroeléctrica

    Responder
  9. Luis Marcelo Cardinali

    Podría explicar por qué, Rogelio? Sería bueno poder conocer sus argumentos. Gracias.

    Responder
  10. Heriberto Tachella

    Las predicciones de largo plazo (mas de 10 años) suponen constancia en las condiciones que pueden influir en los resultados. En sistemas caóticos (complejos, determinísticos, no lineales) las condicione iniciales tienen una influencia potencialmente enorme en los valores finales. (la «mariposa que mueve sus alas …. y termina en una tormenta tropical en otro hemisferio).
    Esto explica porqué no serían modelables estos fenómenos pese a ser determinísticos.
    Comparto con Marcelo la necesidad de un Einstein que cambie el paradigma para, tal vez, lograr progresos apreciables.

    Responder
  11. Eduardo Gonzalez Peña

    No es menor el hecho de acumular agua dulce, es un bien preciado, por lo tanto , ya es importante la construcción de una represa de estas dimensiones, después producir energía eléctrica es sumar.

    Responder
  12. ALBERTO CALAFIORE

    Me parece muy interesante la pregunta de Mario Alberto Junger respecto de los grandes proyectos hidroeléctricos, Corpus, Paraná Medio, a los que agrego Garabí, Roncador, etc. Viendo el comportamiento que han tenido las hidroeléctricas en nuestro país, me cuesta aceptar que se haya decidido no avanzar en las mismas. Las obras del Comahue, Salto Grande, Yaciretá, Nihuiles, Cabra Corral, etc., desde hace más de 50 años, algunas casi 100 años, han sido un factor de crecimiento y desarrollo muy importante, dado que no sólo aportan energía eléctrica, sino que han controlado inundaciones, provisto agua potable, generado sitios para esparcimiento y turismo, en fin, son obras multipropósito y de una enorme vida útil. Desde las primeras obras que se hicieron en Córdoba y Mendoza, de las cuales la mayoría sigue funcionando aún, hemos visto muchas centrales térmicas que debieron darse de baja por obsolescencia tecnológica o simplemente porque era imposible mantenerlas funcionando.
    Las renovables que se están impulsando, eólica y fotovoltaica, que deben hacerse porque son ahorro de combustibles, tienen una vida útil mucho menor que la hidroeléctrica y, además, son muy dependientes de la red eléctrica. Por ello, creo que debe tomarse la decisión de avanzar en la construcción de los grandes proyectos hidroeléctricos.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *