Ayer, la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) llevó a cabo la audiencia de selección de Inversionista para el diseño, adquisición de los suministros, construcción, operación y mantenimiento de la nueva subestación Carrieles 230 kV y obras asociadas (ver en línea).

Las empresas que estaban compitiendo eran cinco: Empresas Públicas de Medellín (EMP); Interconexión Eléctrica S.A. (ISA); Petroelectrica de los Llanos; GTA Colombia; y Disico S.A.

Todas obtuvieron aprobación de sus sobres A (de ofertas técnicas) y la determinación pasó a precios. La propuesta que se impuso fue la de ISA, tras ofertar la suma de 12.471.003,73 dólares.

A la saga de ofertas le siguió la de GTA Colombia, que propuso 13.826.378,28 dólares. Luego vino la de Petroelectrica de los Llanos, con 14.776.840,78 dólares; la de EPM, con 15.109.908,65 dólares; y, finalmente, la de Disico, con 18.821.030,72 dólares.

Fuente: UPME

De este modo, ISA se queda con la obra en 230 kV que recorrerá unos 8 kilómetros, entre los municipios de Jericó y Támesis en el departamento de Antioquía.

Según el pliego de la subasta, la empresa adjudicataria deberá concluir con sus compromisos “a más tardar el 31 de enero de 2025”.

En rigor, el emprendimiento comprende:

i. Nueva subestación Carriles 230 kV en configuración interruptor y medio, con dos bahías de línea y dos bahías de transformación con sus respectivos cortes centrales para conformar dos diámetros completos a 230 kV, a ubicarse en jurisdicción de los municipios de Jericó y Támesis en el departamento de Antioquía.

ii. Construcción de una línea doble circuito o dos líneas independientes a 230 kV con una longitud aproximada de 8 km desde la nueva subestación Carrieles 230 kV (ítem i del presente numeral), hasta interceptar la línea existente Ancón Sur – Esmeralda II 230 kV, para reconfigúrala en Ancón Sur – Carriles – Esmeralda 230 kV. Hacen parte de este alcance las conexiones, desconexiones y adecuaciones requeridas para la reconfiguración mencionada.

iii. Se deben incluir todos los elementos y adecuaciones tanto eléctricas como físicas necesarias para cumplir con el objeto de la presente Convocatoria durante la construcción, operación y mantenimiento de las obras, garantizando siempre su compatibilidad con la infraestructura existente. Estas acciones incluyen sistemas de control, protecciones, medida, comunicaciones e infraestructura asociada, etc, sin limitarse a estos.

La otra apuesta

En tanto, la UPME celebró un nuevo hito de la subasta para la selección de un inversionista abocado al diseño, adquisición de suministros, construcción, operación y mantenimiento de la Subestación Pacífico 230 kV (ver en línea).

A través de la Plataforma Tecnológica de la UPME, entregaron ofertas para la obra de transmisión eléctrica Interconexion Electrica (ISA), Celsia y Grupo Energía Bogotá.

Se espera que en los próximos días el comité evaluador analice tanto las ofertas técnicas como económicas de las compañías y que, luego de ese proceso, se dé a conocer a un ganador.

De acuerdo a lo establecido en el Pliego de la subasta, la Subestación Pacífico “debe entrar en operación a más tardar el 31 de mayo de 2025, siendo esta fecha parte integral del proyecto”.