La nueva presidenta de Petrobras ratifica nuevas inversiones en renovables en Brasil

Magda Chambriard asumió en el máximo rol de la compañía semi-estatal y subrayó que buscarán ser líder en la transición energética del país y que los combustibles tradicionales financiarán ese proceso.

Magda Chambriard asumió oficialmente como nueva presidenta de Petrobras, quien trabajó durante más de dos décadas en la compañía y en otras instituciones del sector, siempre buscando impulsar la evolución de la industria. 

Su nombramiento se dio pocas semanas después de la salida de Jean Paul Prates por discrepancias en la administración de la empresa petrolera brasileña semi-pública de propiedad mixta y con el ministro de Minas y Energía de Brasil, Alexandre Silveira

Y durante el discurso de la toma de posesión de la presidencia, Chambriard ratificó las nuevas inversiones en energías renovables por parte de la compañía en el camino de volverse net-zero en los próximos años. 

“Nuestro plan está en consonancia con la visión del mercado en cuanto a generación de valor económico y la rentabilidad, y con la trayectoria de seguir como líder brasileño de la transición energética justa e inclusiva. Por eso tenemos la ambición de alcanzar cero emisiones (net-zero) hasta 2050, por lo que cerca del 11% de las inversiones serán en proyectos bajos en carbono”, aseguró. 

“La transición energética justa nos lleva a abrir y fortalecer frentes en energías renovables y descarbonización, a tomar provecho de nuestra experiencia y enfocarnos en los combustibles del futuro más verdes y eficientes a la par de que avanzaremos en energía eólica, solar e hidrógeno”, agregó. 

Y cabe recordar que el presidente de Brasil, Luiz Inácio “Lula” da Silva (quien designó a Chambriard en Petrobras) se propuso hacer de Petrobras una empresa energética integrada, retomando fuertes inversiones en fertilizantes, biocombustibles y energías renovables

Tal es así que, a lo largo de los últimos años, la compañía inició el proceso en el Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (IBAMA)  para la concesión de diez licencias ambientales para el desarrollo de proyectos eólicos offshore por casi 23 GW de capacidad entre los estados de Río Grande do norte (3 zonas), Ceará (3), Maranhão (1), Río de Janeiro (1), Espírito Santo (1) y Río Grande do Sul (1). 

Sumado a que cuenta con una con WEG, empresa brasileña que fabrica motores y equipos eléctricos,​ equipos de energía y transporte, para el desarrollo de la turbina eólica “más grande del país”, de 7 MW capacidad, 220 metros de altura (equivalente a seis estatuas de Cristo) y que pesará cerca de 1830 toneladas, conforme a la información compartida por los funcionarios de ambas entidades. 

“Y para financiar esa transición energética son fundamentales inversiones en exploración de exploración y producción, que representan alrededor del 70% del presupuesto total de Petrobras y generan los mayores retornos para la compañía. Por tanto no existe transición energética sin mencionar quién pagará esa factura y será el petróleo quien lo haga”, subrayó la nueva presidenta de Petrobras. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *