En la provincia de Jujuy, la minera estatal JEMSE (Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado) se asoció a la compañía italiana SERI, para la producción del mineral que hoy es estrella en la provincia: el litio. Este proyecto público-privado producirá, tras una inversión de US$ 60 millones, baterías de litio en una planta de ensamble en el Parque Industrial de Perico.

El proyecto fue anunciado por el gobernador Gerardo Morales en un encuentro que se realizó en Buenos Aires. Según se explicó, este proyecto tiene tres etapas. La primera de ensamble de materias para conocer el mercado, seguido por celdas de litio y finalmente materiales activos.

La segunda etapa es la construcción de celdas de litio, para armar la batería. Esto tiene un sistema de control informático, con el cual se chequea el funcionamiento y calor y estabiliza la batería.

Funcionarios y directivos explicaron que los procesos que se realizarán en Jujuy serán el ensamble de baterías, celdas de litio y fábrica de material activo. El litio es extraído de salares jujeños, bajo normas de minería sustentable, y según explicitaron los técnicos, se evitará la contaminación de la zona, al no ser un método invasivo ni destructivo.

Lea también: «Argentina, Chile y Bolivia firmarán convenio para desarrollos de I+D de litio»

La composición accionaria del proyecto permite el agregado de valor a la materia prima y que el litio no salga como mineral sino como producto tecnológico. En momentos de energías sustentables el foco son los grandes almacenamientos de energía renovables, las baterías grandes y las plantas de energía solar.

«Jujuy concentrará todas las etapas de la producción para llegar a las baterías de litio. Será la única planta en Latinoamérica integrada. El próximo paso en energía solar es la acumulación de litio», explicó el ministro de la Producción local, Juan Carlos Abud Robles.

«La matriz energética del futuro está en el litio y la energía renovable. Hay un gran cambio en lo energético, el transporte y las comunicaciones, cae el modelo basado en hidrocarburos y avanza hacia las energías renovables. Este paso simboliza un salto cualitativo en la productividad de la provincia», señaló el gobernador de Jujuy.

La demanda mundial de litio es de 200 mil toneladas, y crece a un ritmo de 20% anual. «Con la apertura de esta nueva planta, Jujuy tiene la oportunidad de responder a la creciente demanda mundial de este valioso mineral», consignó un comunicado de la provincia.

Fuente: Clarín.