Si las pautas de consumo no se modifican, cada década Argentina incrementará su consumo energético en 50%. Esta situación nos confronta con varios desafíos, ya desde hace una década dependemos cada vez más de la importación de energía. El gas y petróleo no convencional abren expectativas y nuevos desafíos. Hay evidencias cada vez más claras que el calentamiento global que está experimentando la Tierra tiene causas antropogénicas. Asimismo la necesidad de crecer económicamente e incluir a vastos sectores sociales de menores recursos es una necesidad insoslayable.

Para enfrentar los desafíos de este nuevo siglo, necesitamos profesionales con una formación sólida y multidisciplinaria, capaces de abordar los problemas complejos de un desarrollo sostenible. La Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) ha desarrollado una propuesta integral de formación de recursos humanos en el área de Energía.

Existe una creciente necesidad, tanto local como mundial, de disponer de recursos humanos capaces de diseñar, gestionar y operar sistemas de producción, transporte, distribución y uso de energía que sean sostenibles en el tiempo. Un desarrollo sostenible es el que busca satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades, e involucra los aspectos, económicos, sociales y medioambientales.

El perfil del profesional que visualizamos en nuestro programa de Ingeniería en Energía, es un egresado con una visión abarcativa de las implicancias tecnológicas, sociales, económicas y medio ambientales de la producción, transporte, distribución y uso de la energía, capaz de responder a los complejos desafíos que la industria de la energía deberá afrontar en un futuro cercano. Visualizamos un profesional capaz de lograr un uso eficiente e innovativo de los recursos energéticos tanto convencionales como no convencionales y renovables cuando las necesidades así lo requieran.

Procuramos que nuestros estudiantes puedan generar soluciones innovativas, limpias y eficientes usando todas las fuentes energéticas disponibles. Asimismo buscamos que nuestros graduados puedan diseñar sistemas que hagan un uso cada vez más eficiente de los recursos energéticos disponibles, y sean capaces de desarrollar nuevas fuentes y mejores sistemas de uso de la energía.

También visualizamos un graduado capaz de trabajar en equipos multidisciplinarios. Conscientes de la complejidad de la problemática energética, buscamos una formación académica amplia y rigurosa, con capacidad de responder a los complejos desafíos de la industria de la energía.

La propuesta para la carrera de ingeniería en energía está basada en ocho ejes fundamentales:

 Energía y sociedad.

 Fuentes de energías convencionales, no convencionales y renovables.

 Uso eficiente de la energía.

 Producción, transporte y distribución.

 Tecnologías tradicionales y avanzadas.

 Impacto económico, social y ambiental de la energía.

 Marcos regulatorios y gestión de la energía.

 Aprendizaje experiencial en contextos laborales reales.

Existe un creciente consenso que el proceso de aprendizaje, es una actividad que nos acompaña a través de toda la vida. En ese sentido, uno de los aprendizajes más valiosos que podemos contribuir a desarrollar desde nuestras escuelas y universidades es la capacidad de aprender de forma autónoma o sea a desarrollar la habilidad de “aprender a aprender”, de modo de permitir que nuestros estudiantes se adaptan a una realidad cambiante, no siempre en forma predecible, a lo largo de toda su vida.

En este aspecto, el aprendizaje experiencial ofrece la oportunidad de conectar la teoría y práctica en contextos laborales reales, los que a veces se conoce como “hands on learning”. En el último año de la carrera, se espera que los estudiantes realicen una pasantía en contextos laborales reales, que contribuyan a desarrollar sus habilidades y construir nuevos conocimientos, mientras realizan aportes útiles a la sociedad, adquirir experiencia laboral, y al mismo tiempo disponer de un respaldo o contención de la universidad. Esta es una modalidad adoptada en muchas universidades de EE.UU. y Europa.

Nuestra Universidad realizo varios convenios con Instituciones nacionales del sector energético (ENARGAS, INTI, IAPG, CNEA, etc.) y estamos invitando a otras instituciones públicas y privadas a suscribir convenios que posibiliten que nuestros estudiantes puedan hacer pasantías en esas instituciones, posibilitando y auspiciando que se desarrollen proyectos de desarrollo e investigación en temas de interés mutuo.

grafico 1Figura 1: Vista parcial del Campus Miguelete de la UNSAM, a pocas cuadras de la Av. Gral. Paz y Lavallol, en San Martín Buenos Aires.

grafico 2
Figura 2: Alguno de los proyectos de investigación y desarrollo de la ECyT de la UNSAM incluyen el Proyecto IRESUD: Interconexión de sistemas fotovoltaicos a la red eléctrica en ambientes urbanos (izquierda). Otro proyecto en curso es el uso de la Tierra como sistema de acondicionamiento térmico de interiores, este último proyecto se realiza en colaboración con INTI-Energía y ENARGAS.