«La fotovoltaica es una puerta de entrada a un futuro limpio, inclusivo y barato en Latinoamérica»

Para que el mercado regional crezca más rápido y de forma más uniforme, algunos países deben finalizar sus hojas de ruta y objetivos de descarbonización para dar visibilidad a los inversores extranjeros sobre los próximos 10 años.


Para el Director General de La Unión Española Fotovoltaica (UNEF), José Donoso, «la energía solar fotovoltaica es una de las formas más limpias y baratas de producir electricidad y esto nos da una gran confianza en el futuro de la industria». Así lo afirmó durante la apertura como presidente del Consejo Solar Global del webinar ‘Energía solar fotovoltaica distribuida, a gran escala y sin conexión a la red, en América Latina – Promoviendo el crecimiento del mercado después de la COP26’, organizado por el Grupo de Trabajo LATAM del GSC.

El evento estuvo dedicado a entender el estado actual y las perspectivas futuras de la energía solar en América Latina teniendo en cuenta las oportunidades financieras para el mercado.

«Esperamos que todos los responsables de la toma de decisiones comprendan que la energía solar fotovoltaica es una verdadera puerta de entrada a un futuro caracterizado por un medio ambiente más limpio, un acceso inclusivo a la energía y a precios más baratos”, señaló José Donoso, que aprovechó la ocasión para felicitar a Brasil por haber superado la marca de 10 GW de energía solar fotovoltaica instalada.

El presidente del Global Solar Council añadió que “América Latina tiene un potencial de energía solar especialmente alto. Las empresas están dispuestas a poner su granito de arena en la región, pero es necesario que los gobiernos establezcan una mejor planificación y que se eviten absolutamente las medidas retroactivas».

Durante el webinar quedó patente que la solar fotovoltaica está preparada para contribuir fuertemente al crecimiento global de las energías renovables en la región latinoamericana, a pesar de proceder a diferentes velocidades, de las barreras financieras y de la incertidumbre de los marcos legales en algunos países y, por supuesto, de la pandemia.

En 10 años, la capacidad instalada en la región ha pasado de apenas 60 MW a 20 GW. Sin embargo, más del 85% de esa capacidad se concentra en cuatro países: Brasil, México, Chile y Argentina. Para que el mercado regional crezca más rápido y de forma más uniforme, algunos países deben finalizar sus hojas de ruta y objetivos de descarbonización para dar visibilidad a los inversores extranjeros sobre los próximos 10 años.

Desde el Grupo de Trabajo LATAM, Rodrigo Sauaia, Director General de la Asociación Brasileña de Energía Solar Fotovoltaica (ABSOLAR) y Copresidente de GSC, señaló que “la mayor parte de los nuevos puestos de trabajo en el sector de las energías renovables los genera la energía solar fotovoltaica: en Brasil se crearon más de 360.000 puestos de trabajo relacionados con la energía solar en la última década”.

«El mercado brasileño -el mayor de América Latina- se caracterizó por los buenos precios de las subastas también después de la pandemia y por el éxito de los PPAs, impulsando la capacidad instalada hasta más de 12 GW en 2021, de los cuales dos tercios son distribuidos”, añadió.

Marcelo Álvarez,  Secretario del GSC, miembro del Grupo de Trabajo LATAM del GSC y de la Cámara Argentina de Energía Renovable (CADER), indicó que “el mercado argentino adolece de una compleja burocracia y de unas tarifas muy desiguales en todo el país. Así que el tiempo de amortización no siempre es bueno y los resultados pueden ser diferentes incluso dentro del mismo marco legal. La buena noticia es que lo que ahora son nichos de mercado están creciendo rápidamente, como el bombeo de agua, los parques industriales, el final de las líneas de distribución, el almacenamiento de energía… La agrivoltaica, en particular, es una promesa para nuestra región por la disponibilidad de suelo”.

En cuanto a México, «la energía solar fotovoltaica creció de 171 MW en 2017 a más de 7 GW en 2021, casi todo a escala de servicios públicos y de forma desigual en el país. Aun así, existe un enorme potencial para que el mercado crezca: según IRENA, México podría instalar 30 GW con un 40% de energía solar distribuida, que actualmente sólo representa 1,8 GW. Por lo tanto, la energía solar fotovoltaica distribuida es clave para una transición energética exitosa», dijo Nelson Delgado, Director General de la Asociación Mexicana de Energía Solar (ASOLMEX).

Sin embargo, advirtió de que la discusión sobre la reforma energética propuesta por el gobierno, que intenta devolver el control total del mercado a la empresa estatal, incluyendo la eliminación de las subastas a largo plazo y la cancelación de todos los PPAs en vigor, y que tendrá lugar en 2022 y requiere toda la atención.

Para David Rau, Vicepresidente de la Asociación Chilena de Energía Solar (ACESOL), un nuevo miembro de GSC, el desarrollo de la energía solar residencial es un objetivo clave para Chile en el camino hacia la red cero, pero es necesario modernizar las redes de distribución de electricidad, con el objetivo de automatizar y digitalizar los nuevos requisitos que los usuarios necesitan, y acompañar esto con un cambio masivo en la regulación para el sector distribuido.

Además, añadió que el resultado de las recientes elecciones debería ser una buena noticia, ya que el nuevo gobierno promete hacer de la acción climática y las energías renovables puntos clave del plan para el país. Además de contar con la mayor radiación solar del mundo, Chile es también el mayor productor mundial de cobre y el segundo de litio, ambos clave para la electrónica y para la fabricación de tecnologías de energías renovables.

Respecto a Perú, «el potencial de energía renovable es 10 veces superior a la capacidad instalada y se prevén más de 2GW de energía solar fotovoltaica en los próximos 8-10 años, lo que representa casi 1.500 millones de dólares de inversión potencial y más de 10.000 nuevos puestos de trabajo», dijo Paloma Sarria, Directora Ejecutiva de la Asociación Peruana de Energías Renovables (SPR).

El webinar dedicó también un espacio para hablar de las ciudades, que desempeñan un papel fundamental en el fomento de las renovables a través de objetivos climáticos y energéticos y su integración en edificios.

Las ciudades ocupan el 2% del espacio de la Tierra y, sin embargo, están a la cabeza de las causas del cambio climático, ya que consumen alrededor del 75% de la energía mundial y generan más del 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la energía», dijo Ilan Cuperstein, Director Regional Adjunto para América Latina de C40 Cities.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019