Mauricio Macri se comprometió a desarrollar las energías renovables en nuestro país. Coincidimos. Es fundamental avanzar en este sentido. Hoy, en la Argentina, apenas el 1.5% de la matriz energética proviene de energías renovables. Además, debemos impulsar políticas de eficiencia energética, que nos permitirían ahorrar a 2030 el equivalente a 2 represas como Yacyretá”, difundió la Fundación en sus redes sociales.

En octubre, la Vida Silvestre, consultó a Mauricio Macri sobre los aspectos ambientales de su propuesta de gobierno.

¿Cuáles son los ejes fundamentales de su propuesta ambiental en su plataforma política 2016-2020?

Sabemos que para que un país crezca necesita tener energía, por eso apostamos al desarrollo de las energías renovables. Contamos con una enorme cantidad de recursos en materia de viento, sol y biomasa que nos permiten ser más que optimistas sobre nuestro futuro en este sentido. Hacia el final del mandato, para los años 2019/20, vamos a lograr que la participación de las energías renovables en generación eléctrica sea del 10% (esto equivaldría a unos 4.000 MW de potencia eólica), y todo este desarrollo va a generar la atracción de grandes inversiones y el impulso de nuevas industrias y empleos verdes. Al mismo tiempo, proponemos duplicar la superficie protegida bajo la jurisdicción de Parques Nacionales, llevándola del 1,5% actual al 3% del país, y diversificar su presencia en todo el territorio. Al mismo tiempo, proponemos fortalecer el Sistema Federal de Áreas Protegidas y reubicar la Administración de Parques Nacionales bajo la órbita ambiental.

Si gana las elecciones presidenciales, ¿cómo se imagina la figura de la actual Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable en términos de organización y estructura presupuestaria?

Creemos que hay que otorgar a la Secretaría de Ambiente el rango de Ministerio y reestructurar su organigrama para modernizar su agenda. También debemos asignarle un presupuesto acorde a las políticas que debe llevar adelante. Hoy, la Secretaría administra el Fondo Nacional de Enriquecimiento y Conservación de los Bosques Nativos y el de Manejo del Fuego, y dada su vulnerabilidad institucional éstos son reasignados a otros fines por “Decisión Administrativa”, un instrumento que avala nuevos destinos a las partidas presupuestarias propias de la SAyDs a través de la simple firma del Jefe de Gabinete de Ministros y del Ministro de Economía.

¿Cuáles son las dos primeras medidas de política ambiental que tomaría y por qué?

Sabemos que siempre las medidas que se toman al empezar una nueva gestión son en gran medida coyunturales y tienen que ver con el funcionamiento o con alguna emergencia que surja en un momento determinado, pero queremos empezar a implementar inmediatamente los Planes Verdes, que nos van a llevar a desplegar los ejes prioritarios mencionados antes. La causa verde ocupa un lugar muy importante para nosotros, y así como lo hicimos en la Ciudad, poniendo el foco en la calidad de vida de todos, queremos hacerlo en el país, asumiendo nuevos y grandes desafíos.

¿Considera que los temas vinculados a la sustentabilidad hacen a la competitividad de la Argentina?

La competitividad de nuestro país en el mundo va a depender de la capacidad que tengamos de producir bienes y servicios que sean sustentables. Creo que la única manera de insertarse al mundo es en base a mejorar ambientalmente los productos y el cuidado de los ecosistemas naturales. Éstas son exigencias cada vez más comunes en el intercambio comercial entre países, y son la base tanto de los acuerdos globales específicos vinculados a temas ambientales, como de los acuerdos de comercio en general, que cada vez van a ser más exigentes en materia ambiental.

¿Qué posición tiene respecto de los Ley de bosques, los recursos naturales y parques nacionales?

Ley de bosques: Creo que uno de los grandes problemas de la implementación de la Ley de Bosques tuvo que ver con su financiamiento. La prioridad es garantizar los fondos y que éstos estén destinados a cumplir sus fines y no sean desviados. Por otro lado, todas las partidas presupuestarias que no ejecutadas deberán ser acumuladas a fin de año, por lo tanto si hubo demoras con proyectos puntuales, los fondos podrán ser utilizados al año siguiente. El Estado debe darles a las provincias la mayor seguridad, transparencia y agilidad en la administración de esos fondos y garantizar que su asignación sea correcta. Este punto es crucial para cambiar la historia de la implementación de esta ley. Parques Nacionales: Dada la actual puja entre el Estado nacional y los provinciales en torno a la gestión de los recursos naturales (leyes de presupuestos mínimos), ¿có- mo imagina lograr avanzar en una política más uniforme en cuestión de manejo y conservación de los recursos naturales a nivel nacional? Recursos Naturales: la tensión entre las provincias y el Estado todavía no se ha resuelto. Y esta tensión necesita resolverse, tal como lo indica la Constitución Nacional, a través del mecanismo de las leyes de Presupuestos Mínimos. Debemos trabajar para que nuestro país pueda tener una política ambiental y de manejo de recursos naturales que sea común en todo el territorio nacional, donde tanto las provincias como el Congreso Nacional puedan conservar las potestades que les corresponden. Sé que podemos hacerlo. Somos una fuerza política nueva, siempre gobernamos a pesar de tener el gobierno en contra y sin quórum parlamentario, y eso nos permitió en estos ocho años desarrollar una gran capacidad de diálogo y búsqueda de consensos. Eso es lo que hemos hecho siempre y es lo que vamos a hacer en el Congreso y con los gobiernos locales.