En Argentina, un sistema solar fotovoltaico híbrido con batería de litio implica una inversión superior al 30% del costo de un sistema fotovoltaico on-grid. Por ello, hoy es un sistema elegido principalmente por usuarios del segmento ABC 1.  

No obstante, puntualizando su uso, los usuarios aislados de la red y electrodependientes son quienes más demandan estos sistemas de generación confiables; sin embargo, su acceso se puede ver impedido por el costo inicial que implica.

“Si en Argentina tuviésemos la posibilidad de tener financiamiento para adquirir este tipo de equipos sería una gran opción para todo el público que quiere asegurarse la disponibilidad de energía a todo momento sin depender de la red”, consideró Pablo Solima, director en Sistemas Energéticos S.A. y Soleado S.R.L.   

Pese a que aún las líneas de crédito no se ajusten para amortizar la totalidad de estos sistemas, sigue siendo la opción favorita para ciertas aplicaciones domiciliarias y comerciales. ¿Qué ventajas distintivas tienen? 

Pablo Solima, especialista en tecnología fotovoltaica consultado, destaca tres principales atributos de estos sistemas: independencia, flexibilidad y confiabilidad. 

Por eso, en la empresa donde se dedica a la venta mayorista y minorista de componentes para sistemas solares fotovoltaicos, Soleado S.R.L., ofrece –entre sus soluciones standard y a medida– kits híbridos que ofrecen independencia de la red eléctrica al usuario a través de baterías de litio. 

¿Porqué baterías de litio y no de plomo? El experto consultado indica que este tipo de sistema precisa una batería capaz de soportar descargas entre el 50% y el 80% de su capacidad y que no signifique un detrimento de su vida útil. Mientras que la de plomo está preparada para recibir unas 300 descargas (no soporta la cantidad de ciclos para este sistema), la de litio como mínimo soporta 2000 ciclos con profundidades de descarga del 80%, eso se traduce en unos 5 años de vida útil trabajando en toda su capacidad. 

La fiabilidad del sistema depende de cada uno de sus componentes. En el caso de la batería junto al inversor, estos equipos independientes trabajan hermanados para la operatividad el sistema híbrido. Por lo que, batería e inversor deben están homologados entre sí para asegurar la confiabilidad y operatividad de los sistemas. Este es el caso de los equipos que trabaja Soleado SRL. 

ABB, Goodwe, Tigo y Znshine Solar, son firmas que avalan sus trabajos tras cerrar acuerdos comerciales para que Soleado S.R.L. sea su representante –en el caso de la fabrica de paneles china– o distribuidores –en el caso de inversores, optimizadores y otros componentes como baterías Everfeed, inversores Solis, cajas pre-configuradas Suntree–. 

“Uno tiene que pensar en la confiabilidad y vida útil de los sistemas. Por esto, los equipos que ofrecemos tienen una vida útil garantizada de fabricante”, aseguró Pablo Solima, en conversación con Energía Estratégica.

En inversores Goodwe y baterías Everfeed cuentan con garantía a 5 años y posibilidad de extensión a 10 años. Y en el caso de paneles de Znshine Solar, estos se ofrecen con garantía escrita de hasta 30 años.